Al día

Bodegas Sonsierra te invita a disfrutar del gran desconocido de La Rioja: el rosado


Con el comienzo del verano, llega también el calor y más momentos de ocio en los que disfrutar con la familia y amigos. Durante estas comidas y cenas veraniegas, las bebidas refrescantes son las más buscadas. Así, el vino rosado es la apuesta perfecta para acompañar cualquiera de estos momentos, ya no solo por su frescura sino también por su carácter afrutado y divertido propio de esta época estival.

De esta forma, Bodegas Sonsierra, situadas en pleno corazón de la Rioja Alta, propone disfrutar durante el verano de este tipo de vinos tan característicos, y también desconocidos, de la región. Aunque ésta históricamente se asocia con la producción de vinos tintos, la calidad de la uva y de las técnicas de elaboración demuestran que la gran calidad del rosado riojano no tiene nada que envidiar a otros vinos. Además, no solo es perfecto para los meses de calor, sino que es idóneo para cualquier momento del año.

Bodegas Sonsierra elabora el vino rosado que cumple con todos los requisitos para crear de cualquier comida, un momento único y especial. Sonsierra Selección Rosado es fresco y atrevido y sus aromas a cereza, fresa y caramelo rojo hacen de este vino una propuesta de calidad y diferente para brindar con todo tipo de platos. Está elaborado con uva 100% tempranillo y combina la frescura del vino blanco con la impresión en boca del vino tinto.

En palabras de Rafael Usoz, Enólogo de Bodegas Sonsierra: “Este rosado es un vino goloso y envolvente y a su vez muy vivaz, fresco, afrutado y lleno de recuerdos de fruta y caramelo rojo. El secreto de su éxito en verano reside tanto en su atractivo color en la época estival como por la sensación de frescor que produce por su temperatura, ya que la idónea de servicio es 8-12 ͦC (más baja que la del vino tinto) convirtiéndolo así en un aliado perfecto para calmar el calor del verano. Aun así, los vinos de Sonsierra, gracias a su gran calidad y versatilidad, son atemporales pudiéndose disfrutar en cualquier época del año”.

El vino rosado de Bodegas Sonsierra es perfecto para tomar en cualquier momento del día: en el aperitivo, a la hora de comer, con los postres, a media tarde o por la noche. Es el complemento perfecto para acompañar cualquier receta, desde verduras, arroces, pastas o ensaladas hasta cualquier tipo de pescado. Y para los más atrevidos, este vino nunca falla con pizza.

El abanico de posibilidades es infinito, incluso el rosado es la combinación perfecta para la elaboración de cócteles para el verano.

 

Una elaboración tradicional para un rosado de calidad

Otra de los aspectos que hacen de este vino rosado tan especial es su elaboración tradicional mediante el método del sangrado.

Su elaboración comienza con el despalillado de los racimos. Tras ello, se estrujan las uvas ligeramente y se encuban en depósitos de acero inoxidable donde permanecen macerando a baja temperatura, para evitar el inicio de la fermentación alcohólica, durante aproximadamente 24 horas hasta obtener el tono rosado deseado.

A continuación, el mosto es sangrado a otro depósito diferente donde fermentará a una temperatura controlada de entre 16-17ºC con el fin de preservar la frutosidad y complejidad aromática características de este vino.

Recientemente, el vino rosado de la añada 2020 ha sido reconocido por Wines From Spain Awards como mejor rosado con distribución en los Países Bajos. Además, en 2018 consiguió una puntuación de 91 en el Tim Atkin Master of Wine.

https://sonsierra.com