Al día

BCL organiza una jornada para analizar las consecuencias de los errores en etiquetas en la cadena de transporte

La Comisión de Seguridad Logística de Barcelona-Catalunya Centre Logístic (BCL) organizó el jueves 20 de enero una segunda sesión sobre temas de Conflictos legales y seguro. En esta ocasión, bajo el título “Errores en etiquetas”, intervinieron Enric Usach, director y fundador de Usach Seguros, y Cristina Martínez Ribas, abogada y socia del bufete Denom Legal.

Inició la exposición de esta temática Cristina Martínez para señalar que las figuras que pueden estar implicadas en los errores que se producen en las etiquetas pueden ser tanto el cargador, que contrata el envío o servicio, el transitario, que organiza el viaje, la empresa de handling o de almacenaje, que custodia y/o prepara la mercancía para el viaje, o la empresa transportista, que transporta la mercancía directamente o bien subcontrata el servicio.

A continuación, detalló la relación que puede existir con el contrato de transporte, dado que “las normativas son complejas porque la Ley tampoco es clara en muchos aspectos”. Por ello, todo lo referido al embalaje y al etiquetado “tiene que verse desde la perspectiva del contrato de transporte”.

En este sentido, el contrato de transporte, que vincula al cargador con el transportista, determina una serie de obligaciones para el cargador, ya que es quien debe identificar y embalar correctamente la mercancía.

En este punto, Cristina Martínez matizó que la legislación del contrato de transporte “es distinta según se trate de un transporte nacional o internacional, así como de si se trata de un envío aéreo, marítimo o terrestre, dado que establece diferentes obligaciones para ambas partes, al aplicarse por ende distintas legislaciones (Ley de Contrato de Transporte Terrestre, Convenio CMR, Ley de Navegación Marítima, Reglas de La Haya-Visby, Convenio de Hamburgo, Ley de Navegación Aérea, Convenio de Montreal). Por esta razón, hizo hincapié en que “hay que tenerlo todo en cuenta por si surgen problemas en cada uno de estos tipos de envíos, especialmente a la hora de establecer responsabilidades e indemnizaciones”.

En cuanto a la empresa de handling/almacén en el ámbito del transporte aéreo, la letrada indicó que es una figura que no está contemplada en la Ley (un Real Decreto de 1999 de los servicios aeroportuarios de asistencia en tierra) porque la ubica fuera de la cadena de trasporte. Pero, por el contrario, en la normativa de transporte terrestre, sí que aparece esta figura y se contempla en el marco del contrato de transporte nacional, motivo por el cual, de cara a posibles limitaciones de responsabilidad que puedan aplicarse, es conveniente que la empresa de almacenaje se contemple dentro del contrato.

A continuación, Cristina Martínez puso ejemplos claros y concretos de errores de expedición, de etiquetaje, documentales y de cruce de cargas o envíos que pueden cometer tanto los expedidores (shippers), como los transitarios, la empresa de handling o almacén, y el transportista, así como las responsabilidades y limitaciones de éstas en cada uno de los casos.

A modo de ejemplo, y respecto a las limitaciones en las diferentes leyes de transporte aéreo, marítimo o terrestre, Cristina Martínez explicó que en el transporte terrestre nacional la limitación es de 6,43 euros por kilo y en el internacional de 9,32 euros por kilo. En transporte marítimo, los valores son diferentes y pueden elegirse o bien por kilo o bien por bulto. En el caso del transporte aéreo, también están contempladas distintas limitaciones.

Como recomendaciones importantes a la hora de embalar e identificar y etiquetar las mercancías, la abogada señaló que “es conveniente que se indique en la Carta de Porte cómo debe hacerse” y, además, “hay que informar al transportista, al operador y al transitario”. Asimismo, las indicaciones por parte del cargador “deben ser claras” y, en cuanto al transportista, recalcó “que debe traspasar toda esta información a la documentación del transporte”.

La segunda parte de la jornada corrió a cargo de Enric Usach, que dio a conocer las distintas posibilidades de dar cobertura a las situaciones planteadas por Cristina Martínez respecto al expedidor, al transitario, a almacén o empresa de handling o almacén, y al transportista. Para cada una de esta figuras, Enric Usach diferenció las diferentes pólizas que existen (industriales, de mercancías, de responsabilidad civil, de defensa jurídica, de transporte), así como las garantías de responsabilidad que cubren los daños producidos en las mercancías a los largo de toda la cadena logística.