La Academia Internacional de Gastronomía premia a San Sebastian Gastronomika como primer congreso digital de gastronomía del mundo

La prestigiosa institución con sede en París, que engloba a 24 academias de todo el mundo, reconoce con el Prix Multimédia a la plataforma Gastronomika Live, que permitió, por primera vez, el acceso digital a un congreso internacional de gastronomía.

El Grand Prix de l’Art de la Cuisine es para el cocinero extremeño Toño Pérez, un premio que solo han recibido con anterioridad, en nuestro país, cinco chefs.

La cocinera mallorquina Maca de Castro, el maestro pastelero Jordi Bordás, y el libro “Lera”, entre los premiados en esta edición 2021.

La Académie Internationale de la Gastronomie (Academia Internacional de Gastronomía AIG) ha dado a conocer sus premios anuales y ha otorgado a San Sebastian Gastronomika-Euskadi Basque Country el Prix Multimédia por el formato Gastronomika Live, que permitió, por primera vez, el acceso digital a un congreso de gastronomía mundial. Gastronomika se reinventó en octubre de 2020 con una propuesta digital propia y fue capaz de reunir durante cinco jornadas a más de 23.000 personas de 108 países diferentes, convirtiéndose así en el primer congreso digital de gastronomía en el mundo.

En un entorno marcado por la crisis de la Covid-19, con especial impacto en el sector de los eventos pero también en la hostelería y restauración, el veterano congreso fue capaz de organizar decenas de experiencias y charlas formativas que tuvieron lugar en varios platós televisivos, algunos de ellos ubicados en algunos de los mejores restaurantes de Euskadi. En total, 50 horas de emisión audiovisual de alta calidad, que lograron elevar las expectativas de los 'chefs', empresarios, trabajadores y toda la cadena de valor de una pujante actividad que el coronavirus frenó en seco y que, tras la cita guipuzcoana, miró al futuro con más optimismo.

La sinergia de los mundos 'on-line' y 'off-line' llegó para quedarse y significó un cambio de paradigma al replantear el futuro de los congresos y la conexión profesional. Un modelo más cercano, enriquecido por la diversidad de escenarios con un formato pionero a nivel mundial.

 

Plató central de San Sebastian Gastronomika-Euskadi Basque Country 2020 

Estos galardones reconocen cada año el trabajo de chefs, sumilleres, jefes de sala, reposteros, organizaciones y medios de todo el mundo dedicados a la gastronomía. La institución, que engloba a 24 academias gastronómicas de todo el mundo, no ha renunciado este año a destacar el trabajo de los gran-des profesionales del sector pese a la pandemia mundial provocada por la Covid19. Y en este año atípico, la cocina española está de enhorabuena, ya que uno de los máximos galardones que concede la AIG, el Grand Prix de l’Art de la Cuisine, reconoce la impecable trayectoria de Toño Pérez en Atrio y en sus restaurantes Aldebarán. El cocinero extremeño comparte el premio, ex aequo, con el francés Guy Savoy, la italiana Antonia Klugman y el belga Peter Goossens. Este galardón solo se ha concedido con anterioridad a cinco cocineros españoles: Juan Mari Arzak (1992), Ferran Adrià (1994), Santi Santamaría (1996), Joan Roca (2011) y Ángel León (2019).

Toño Pérez no es la única voz española que se escucha en estos premios internacionales. La cocinera Maca de Castro (Restaurante Maca de Castro, Mallorca), ha sido distinguida con el Prix Au Chef de l'Avenir, que han recibido entre otros Begoña Rodrigo, Kiko Moya, Ángel León, Elena Arzak, David Muñoz o Albert Adrià.

El libro “Lera”, del cocinero Luis Alberto Lera, propietario del restaurante del mismo nombre en Castroverde de Campos (Zamora) y editado por Montagud Editores, ha obtenido el Prix au Littérature Gastronomique. Y Jordi Bordás, fundador de la Escuela de Pastelería que lleva su nombre en Viladecans (Barcelona) y ganador de la Copa Mundial de Pastelería, ha recibido el Prix au Chef Pâtissier.

 

Ponencia de Elena Arzak desde el restaurante Arzak 

San Sebastian Gastronomika-Euskadi Basque Country, decano mundial de los congresos gastronómicos, volverá del 4 al 6 de octubre al Kursaal adaptado a la nueva situación generada por la crisis de la Covid-19. Su XXIII edición mirará a Francia y planteará abrir un nuevo diálogo entre las cocinas francesa y española. Volverá a ser presencial para los congresistas, aunque con un formato que permitirá también seguir el congreso desde la plataforma on line estrenada en 2020 y que posibilita que cualquier persona que se inscriba pueda conectarse en directo desde cualquier rincón del mundo.

El congreso donostiarra vuelve así a su escenario habitual tras la exitosa experiencia de octubre de 2020, en la que logró adentrar algunas de las cocinas más prestigiosas del panorama culinario en las casas de miles de congresistas de todo el planeta a través de la plataforma digital del evento. Un congreso histórico que se desarrolló por primera vez durante cinco días y que supuso un impulso clave a este tipo de citas en tiempos de pandemia.