inicio
Martes 12 de diciembre de 2017
05/05/2016
preparar para imprimir

Weleda

 

Aceite Regenerador de Granada BIO

El término “Superalimento” se ha popularizado en los últimos años y, poco a poco, esta tendencia mundial se expande cada vez más en nuestro país. Los Superalimentos o Superfoods son una categoría especial de alimentos que se encuentran en la naturaleza, son 100% naturales y muchos de ellos milenarios. Y son denominados así por su poder nutritivo y sus numerosos beneficios para el organismo. Son fuentes superiores de antioxidantes y nutrientes esenciales (vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes y fitonutrientes).

Rico en ácidos grasos y vitaminas

Pero estos nutrientes deben ser indispensables tanto en la nevera como en los productos de cosmética. Porque tan importante es cuidarse por dentro como fuera, los beneficios que aportan al organismo ciertos alimentos también se aplican sobre la piel.

Un claro ejemplo es la Granada, símbolo de la belleza femenina en muchas culturas. En sus semillas esconde una joya, un aceite muy rico en ácidos grasos esenciales y vitaminas de alto poder antioxidante y regenerador. Es una rica fuente de taninos, aminoácidos, vitaminas A, C y E, así como minerales, con alta concentración de polifenoles y antocianidinas, cuya actividad antioxidante es 3 ó 4 veces mayor que la del vino tinto o el té verde.

Se trata de un extraordinario antioxidante gracias al ácido punícico (Omega 5), y varios estudios han revelado que estimula la producción y síntesis de colágeno y elastina, sustancias que se sintetizan en la dermis de la piel y ayudan a mantener la textura, firmeza y la elasticidad cutánea.

Su ingesta, complementada con el uso de cosméticos creados con este “superalimento”, asegura una correcta renovación celular, la regeneración de los tejidos y la reafirmación de la piel.

Weleda usa precisamente esas propiedades para retrasar el envejecimiento de la piel en el Aceite Regenerador de Granada BIO. Un ingrediente fundamental que aporta a la piel los nutrientes que necesita. De las semillas de la granada se extrae un aceite muy rico en ácidos grasos esenciales y vitaminas que regenera la piel y preserva su juventud. De alto contenido en ácido punícico, estimula la renovación celular y la regeneración del tejido cutáneo. La piel se vuelve más lisa, luminosa y llena de vitalidad. Retrasa y atenúa los signos del envejecimiento ayudando a la piel a realizar los procesos que ya no puede hacer por sí misma.

Su fórmula también incluye Aceite de Jojoba, Aceite de Sésamo, Aceite de Girasol, Aceite de Germen de Trigo, Aceite de Macadamia, extractos de Semilla de Mijo, Aceites Esenciales Naturales, extractos de Pétalos de Girasol, y fracción insaponificable de Aceite de Oliva.

Gracias a su alta concentración en vitaminas de alto poder antioxidante y ácidos grasos esenciales, se logra estimular el proceso de regeneración celular y proteger la piel de los efectos causados por los radicales libres. También mantiene la piel firme, hidratada, elástica y luminosa de forma natural. Su aroma femenino y sensual está compuesto por notas de Neroli, Sándalo y Davana.

Proyecto Comercio Justo en Turquía

Además, las Granadas de Weleda proceden de Turquía, de un proyecto de comercio justo y son de calidad biológica.

Concretamente en una pequeña población cerca de la ciudad de Mersin, al sureste del país. A 300 metros sobre el nivel del mar, 50 familias han llegado a un acuerdo con Weleda para cultivar granadas biológicas, sin utilizar pesticidas o fertilizantes químicos y así proteger los recursos naturales y obtener un aceite más puro y vital.

La filosofía de WELEDA, firma experta en el cuidado de la piel desde hace más de 90 años, centra el cuidado de la piel en combinar eficacia 100% natural y la aromaterapia más delicada. Así, el poder de sus plantas cumple su función sobre el estado de la piel, al mismo tiempo que ofrece un impulso de energía necesario para estimular los sentidos y ejercer un efecto directo sobre nuestro estado de ánimo.

Ese plus de vitalidad, que cuida mente y cuerpo a partes iguales, se materializa en sus aceites corporales, creados para cubrir diferentes necesidades de la piel y aportando el extra de placer que necesitan los sentidos. Ingredientes naturales como el Espino Amarillo, la Rosa Mosqueta, la Granada o el Citrus, aportan a nuestra piel los nutrientes que necesita, devolviendo a la epidermis su equilibrio natural y evitando la deshidratación y pérdida de elasticidad.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Novedades del Mercado". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: