inicioMiércoles 7 de diciembre de 2016
 
preparar para imprimir enviar noticia por correo

Chefs, sumillers, enólogos y empresarios "descorchan" Ars Collecta

Codorníu celebra el lanzamiento de su colección de prestigio en una gala con 150 invitados y una cena servida a cuatro manos por el chef Paco Pérez y el enólogo Bruno Colomer.
 

Ars Collecta, la obra magna de Codorníu, celebró el pasado jueves su puesta de largo - su vernissage- en un evento al que asistieron 150 invitados. Los principales chefs, sumillers, enólogos y empresarios de la restauración, nacional e internacional, fueron los primeros afortunados en catar los cinco cavas de esta colección de prestigio que desde el pasado viernes está a la venta: Jaume Codorníu, tres cavas de finca (La Fideuera, El Tros Nou y La Pleta) y 456 (el mejor coupage de las tres fincas).

 

De izq. a dcha: Juan Carlos Iglesias, Josep Monje, Carles Abellán, Nandu Jubany, Mar Raventós, Paco Pérez, Carles Gaig, Joan Bosch, Josep Maria González, Jordi Cruz

 

Entre los asistentes, chefs como Carles Gaig, Nandu Jubany, Carles Abellán o Jordi Cruz; empresarios como Quim Vila, Juan Carlos Iglesias, Josep Monje, Javier Planas, José María González, Quim Martínez o Carlos Lafuente. Sumilleres como Josep Roca, Ferran Centelles, Guillermo Cruz o Manu Simoes. Todos ellos, recibidos por Mar Raventós y Javier Pagès como anfitriones en las bodegas de Codorníu en Sant Sadurní d’Anoia, que se vistieron de gala para la ocasión.
 
La cena la sirvió el chef Paco Pérez, distinguido con cinco estrellas Michelin y que creó, junto al enólogo de Codorníu, Bruno Colomer, un menú exclusivo para la ocasión tras trabajarlo juntos durante un año. Cinco platos, inspirados cada uno en cada una de las tierras y de los cavas que forman Ars Collecta, junto a Jaume de Codorníu y el 456. Antes del inicio de la cena se presentó el documental realizado durante este año, en el que se explican las claves del proyecto Ars Collecta y de sus tres tierras.
 
Mar Raventós, presidenta de Codorníu, destacó la importancia que tenía para la bodega la presentación, pues “pone en valor un trabajo realizado durante los últimos diez años”. Javier Pagès, director general, quiso subrayar que las grandes bodegas “también puede hacer vinos extraordinarios”. Tras los parlamentos, y acompañados por dos sopranos y un tenor interpretando las notas de Nessun Dorma, los asistentes pudieron catar el cava 456, la cúspide de esta nueva colección, con un número que simboliza las vendimias realizadas por Codorníu a lo largo de su historia en el momento en que comenzó la elaboración de este cava del que solo se venderán 1.000 botellas al precio más alto de la historia de la compañía: 175€.
 

 

Sobre Ars Collecta y sus tres fincas:
 
Codorníu ha elegido el nombre en latín Ars Collecta como homenaje al amor por lo bien hecho con un toque de locura y genialidad mediterránea. Ars Collecta tiene dos significados ligados íntimamente a la propia historia de la casa: “arte de la recolección” y “colección de arte”.
 
La cuna de esta colección es el Celler Jaume, ubicado dentro de las mismas Cavas Codorníu y  donde además de elaborarse los cavas Ars Collecta, se llevan a cabo las investigaciones del enólogo de Codorníu, Bruno Colomer y su equipo. El Celler Jaume se rehabilitó en la zona donde Josep Raventós elaboró sus primeras botellas de espumoso mediante el método tradicional en 1872. De este modo se recuperó un lugar emblemático de Codorníu al que bautizaron con el nombre del fundador de la empresa familiar más antigua del país: Jaume.
 
Para elaborar Ars Collecta, los enólogos de Codorníu han escogido tres tierras. Tres viñedos excepcionales. Tres parajes de tres zonas climáticas distintas, con suelos distintos y de tres variedades con mucha personalidad. Se trata de Finca La Fideuera, Finca La Pleta y Finca El Tros Nou. El cava 456 es el coupage más sublime de estas tres fincas.
 
Hace más de 10 años Javier Pagés, director general del grupo Codorníu Raventós y el equipo de enología liderado por Arthur O´Connor llevaron a cabo una exhaustiva clasificación de viñedos dentro de las más de 3.000 hectáreas que posee el grupo. De esa clasificación que ha permitido elevar la calidad de todos los productos, se identificaron algunos viñedos extraordinarios.
 
Finca La Pleta es una pequeña parcela de Chardonnay a 286 metros de altitud, orientada al sudoeste, en uno de los mejores terrenos de la zona de Segrià. La vid está plantada sobre suelos francos, arcillosos, poco profundos, con muy poca materia orgánica.
 
Finca La Fideuera es una pequeña joya escondida en el Alto Penedès, donde el Xarel·lo muestra toda su expresividad, acidez y elegancia. Las cepas de más de 25 años están en plena madurez y sus raíces se hayan profundamente unidas a este suelo calizo y noble que aporta estructura y riqueza a este gran cava.
 
El Tros Nou es una viña singular de Pinot Noir ubicada en una de las zonas más frías de la D.O. Cava: la Serralada de Prades. Su particularidad más destacada son sus suelos de “llicorella” que otorgan al Pinot Noir un toque mineral muy característico.
 
Estos tres cavas de finca, que serán calificados como Cava de Paraje próximamente, tienen una producción muy limitada a 300 unidades y se presentan con un precio recomendado de 80€.
 
Jaume Codorníu Gran Reserva cierra la colección. Un emblema de la casa Codorníu desde hace más de 30 años, homenaje a su origen, de edición limitada y con un selecto coupage de estas mismas tres variedades y parajes.

 



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta:
Att.Cliente 902 010 583
Indisa © 2009. All Rights reserved
Gestor de contenidos
desarrollado por
C2C Soluciones Powered by
SPC v2016 ®
SPC