inicioSábado 10 de diciembre de 2016
 
preparar para imprimir enviar noticia por correo

Sallés Hotels, donde dormir es sólo una pequeña parte del sueño

 
 
         

La cadena dispone de nueve hoteles muy diferentes entre sí repartidos en grandes destinos españoles, así como apartamentos turísticos

El vaivén de las sensaciones en los lugares más insospechados. Construcciones que esconden detalles exquisitos en pasillos, habitaciones, restaurantes y zonas abiertas. Un sinfín de formas y molduras que encierran la misma infinidad de espejos, en los que se reflejan muebles de colección, la pasión por el diseño romántico y la dicotomía entre los ambientes rurales y las atmósferas innovadoras. Sallés Hotels ofrece nueve oasis, en su concepto más ambiguo, donde nada es lo que parece. Ninguna idea está de más. Ningún elemento es suficiente. 

Costa Brava-Girona, Málaga, Barcelona, Ciudad Real y la isla de Mallorca son las zonas en las que se alzan las diferentes creaciones hoteleras nacidas bajo la marca Sallés Hotels. Establecimientos de entre cuatro y cinco estrellas que tienen en común aspectos como la calidad de las instalaciones, el cuidado en los diseños de interiores, el detalle en la atención al cliente, una óptima conexión por Wi-Fi de carácter gratuito, gran variedad de propuestas gastronómicas y alguna que otra muñeca de porcelana. Elementos comunes que, lejos de lo que pueda parecer, son escasos en relación a las particularidades que hace de cada hotel un lugar en el que confiar para diferentes ocasiones. 

Sallés Hotel & Spa Cala del Pi. Nunca un hotel había sido tan genuinamente Costa Brava. Un cinco estrellas que nace de una antigua casa de verano asomada a una coqueta cala a la que se puede acceder directamente desde el establecimiento. Entre sus diferentes tipos de habitaciones y suites, las más solicitadas son aquellas con terraza o balcón desde donde se disfruta de toda la belleza del mar Mediterráneo–además de su insinuante Suite Margarita Bonita donde el romanticismo aparece en su máxima expresión-. Cuenta con un completo  spa de más de 600m2 cuyos techos invitan a mirar al cielo, así como un seleccionada carta de tratamientos de belleza y relajantes. Diferentes zonas chill-out y terrazas se reparten alrededor de una piscina salpicada con camas balinesas donde disfrutar de un combinado a pleno sol. Otro de sus tesoros es su chef, Enric Herce, al frente del Restaurante Rosa dels Vents, desde cuyos fogones crea delicias a la altura de esta zona de Girona, tierra de grandes cocineros.  

Sallés Hotel & Spa Mas Tapiolas. En pleno valle de Solius –uno de los escenarios naturales más impresionantes de la Costa Brava- se alza esta masía que data del siglo XIII. Se trata de un establecimiento cuyas zonas a cielo abierto permiten acoger las bodas y celebraciones con más carácter de la demarcación de Girona. Descendiendo por su piscina y sus terrazas de restauración se extiende un Pitch &Putt de 18 hoyos bajo el atento dominio del Monasterio Cisterciense de Santa María de Solius, que se alza al otro lado del valle. Bosque cerrado, césped abierto y aire libre rodean unas habitaciones cuya funcionalidad y diseño provocan que sus visitantes vuelvan año tras año, enamorados de la fusión entre el edificio antiguo y las zonas más modernas. Innovación que también llega a su spa, donde el cliente encuentra espacios tan revolucionarios como la cámara de sal o la cabina de hielo. Cuenta, además, con el sello de amigos de la bicicleta ‘Bikefriendly’. 

Sallés Hotel Suites Natura. Este conjunto de habitaciones Premium forman parte del complejo Sallés Hotel Más Tapiolas, aportando un revolucionario enfoque de alojamiento. Se trata de suites con parking privado, dotadas de jardín cerrado con vistas al valle. La mayor sorpresa, su interior: a elegir entre un amplísimo jacuzzi o una piscina climatizada dentro de la propia habitación. Exclusividad de ensueño encerrada en una frondosa y verde realidad. 

Sallés Hotel Aeroport Girona. Si bien puede parecer un hotel funcional ubicado en las proximidades del aeropuerto gerundense, nada es lo que parece. Sus habitaciones, donde el concepto moderno no pasa desapercibido para nadie, en las que el juego de colores y formas encandila a sus visitantes, son sólo una más de las sorpresas que guarda este establecimiento. Sus puertas traseras dan paso a un oasis inimaginable: una amplia piscina rodeada por un extenso solárium y terrazas con chiringuito, desde el que se observa un spa de más de 400 m2 compuesto de piscina climatizada con bancos lumbares, cascadas, chorros de agua caliente, tumbonas térmicas, duchas de sensaciones, pediluvio y jacuzzi. 

Sallés Hotel Pere IV. Ubicado entre el Puerto Olímpico y el centro de Barcelona –en el distrito 22@- es la más pura combinación del estilo clásico y romántico con el equipamiento más moderno. Es uno de los establecimientos preferidos por las familias ya que, además de habitaciones dobles, junior suites y estancias semiadaptadas para personas con discapacidad, ofrece habitaciones para 3 y 4 personas. Su proximidad a las principales calles de la ciudad lo convierte en una opción muy solicitada entre los amantes del shopping. A su acogedor spa hay que sumar su Garum Restaurant, una apuesta por la innovación y la cocina de fusión. ¿Un secreto? Si sus escaleras curvas recuerdan a los visitantes a las rampas de un parking, es porque el edificio antiguamente era un garaje de la casa SEAT. 

Sallés Hotel Ciutat del Prat. Ubicado a tan sólo 1,5 km del Aeropuerto, a 7 km del nuevo recinto ferial de Barcelona y a 15 minutos del centro de Barcelona, es un hotel especialmente diseñado para ejecutivos, comerciales y empresarios, en busca de comodidad, funcionalidad y buen trato. Además de piscina climatizada y gimnasio en el interior para que su público elimine el estrés, el establecimiento permite a sus clientes disponer de amplias zonas destinadas al trabajo, como son salones de diferentes tipologías y dimensiones, pensados para eventos, conferencias, cursos o convenciones. 

Sallés Hotel Málaga Centro. Las 147 habitaciones de este hotel permiten a sus visitantes tener a su alcance todos los principales recursos turísticos de la capital de la Costa del Sol: cultura, casco antiguo, tapeo, rutas comerciales para entregarse al shopping y, por supuesto, la playa, que se extiende a tan sólo 1,5 kilómetros. Las temporadas primavera-verano más atractivas tienen lugar aquí, ya que cuenta con una terraza en su azotea en la que es obligatorio tomar un combinado o refrigerio con vistas a esta ciudad que clama ser contemplada desde las alturas. Los visitantes podrán escoger entre dos ambientes en los que alojarse, diseñados específicamente: el clásico y cálido o el moderno y funcional. 

Sallés Hotel Marina Portals. ‘Un hotel familiar para recordar’ es el lema de este establecimiento, totalmente reformado en 2015, que se encuentra rodeado por un inmenso jardín y una zona de piscinas y recreo, proporcionando a cada habitación una agradable panorámica a cualquier hora del día. Los diferentes colores de sus plantas y estancias permiten a aquellos clientes repetidores disfrutar de la sensación de alojarse en este hotel por primera vez. Ubicado en las proximidades de la mallorquina Cala Portals Nous, dispone de un nutrido spa en el que las zonas de aguas se combinan con una amplia oferta de tratamientos corporales y faciales.  

Sallés Hotel Resort Golf & Spa La Caminera. Romanticismo, encanto y lujo son sólo algunas de las sensaciones que experimentarán los visitantes de este complejo, desde cuyas habitaciones se puede disfrutar de unas vistas espectaculares de las infinitas colinas y llanos de Ciudad Real. Sus fachadas esconden espacios chill-out y zonas comunes que, tanto de día como en la noche, invitan a la paz y la tranquilidad. Cuenta con uno de los centros spa más grandes de la provincia, así como un campo de golf de 9 hoyos y un Pitch & Putt de 18 hoyos, con todo tipo de servicios para los clientes.

 

A estas nueve joyas hay que sumar un concepto diferente de alojamientos: Sallés Beach Apartments. Se trata de un bloque de casi medio centenar de modernos y coquetos apartamentos turísticos levantado en L’Estartit, uno de los municipios más atractivos del sol y playa de la Costa Brava, en primera línea de mar y junto a una frondosa hilera de pinos. Con diferentes opciones para alojar hasta a 6 personas, es sin duda una opción complementaria para todos aquellos que busquen el descanso del litoral de la provincia Girona.

 

Sobre Sallés Hotels

Sallés Hotels es una cadena hotelera con presencia en destinos turísticos como son las provincias de Girona, Málaga, Barcelona, Ciudad Real y la isla de Mallorca. Formada por establecimientos de cuatro y cinco estrellas, la marca pone a disposición del cliente una amplia variedad de tipologías de hoteles, desde aquellos urbanos en pleno centro de ciudades hasta resorts con campo de golf, establecimientos funcionales, alojamientos de sol y plaza o el más Premium turismo rural. Una cuidada oferta gastronómica, el detalle en cada elemento decorativo, el lujo del bienestar en sus áreas wellness y la atención personalizada son el lazo perfecto para el regalo que supone alojarse en Sallés Hotels.

www.salleshotels.com

 



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta:

Att.Cliente 902 010 583
Indisa © 2009. All Rights reserved
Gestor de contenidos
desarrollado por
C2C Soluciones Powered by
SPC v2016 ®
SPC