inicio
Martes 12 de diciembre de 2017
16/02/2017
preparar para imprimir

El zumo de frutas y el cepillado de los dientes, una combinación muy sana

 

El consumo de zumo de fruta no es perjudicial para los dientes mientras se mantenga una adecuda salud buco-dental. Esto es lo que se deriva del estudio ‘Comparison of the effects o whole and juiced fruits and vegetables on enamel demineralization in situ’ de la Universidad de Leeds, Reino Unido, y de la opinión de diferentes expertos en en el campo de la odontoestomatología.

En este estudio, llevado a cabo por el Departamento de Odontología Pediátrica del Instituto Dental Leeds, se recogen las pruebas realizadas en personas comparando el consumo de frutas y vegetales enteros con sus zumos respectivos. Comparamos el efecto sobre la desmineralización del esmalte in situ de frutas y hortalizas enteras y jugosas. No se encontraron diferencias significativas entre los alimentos sólidos y en forma de zumo. En conclusión, los azúcares presentes intrínsecamente en el producto tenían un potencial de desmineralización similar al de los azúcares libres y no podían considerarse menos cariogénicos.

En esta misma línea, la odontóloga Lorena Ricondo, asegura que  el consumo moderado de zumo de fruta “no tiene por qué ser nocivo” para la salud buco-dental. “Una dieta sana, variada y equilibrada debe ir acompañada de una correcta salud buco-dental. De ahí la importancia de no solo prestar atención a lo que se come, sino en cómo y cuántas veces debe uno cepillarse los dientes”.

(1) En el estudio ‘Comparison of the effects o whole and juiced fruits and vegetables on enamel demineralization in situ’ los voluntarios llevaban aparatos mandibulares extraíbles que llevaban placas de esmalte humano pre-desmineralizadas y consumían uno de los alimentos de prueba 7 veces al día durante 10 días. Los alimentos de prueba eran manzanas, naranjas, uvas, zanahorias y tomates, consumidos enteros (azúcares intrínsecamente ubicados) o como zumo (azúcares extrínsecos o libres). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21876354

 

La aparición de caries no solo depende de los componentes del alimento

Las caries están producidas “por las bacterias de la placa bacteriana, que se alimentan de azúcares ingeridos que en su proceso de metabolización liberan ácidos que producen que el PH de la superficie del diente disminuya”, explica Ricondo. En este caso, la desmineralización dental no depende solo de la cantidad de azúcar que consumimos, también de otros factores como la frecuencia con que la tomemos, la calidad y cantidad de saliva, la presencia de placa bacteriana, los hábitos de higiene...Por eso, a pesar de que la cantidad de azúcares de los zumos es la presente naturalmente en la fruta, las medidas de higiene buco-dental no tendrían que ser diferentes a las que usamos cuando tomamos otros alimentos.

Por ello, Ricondo indica que “se puede disfrutar de cualquier tipo de alimento con moderación y  teniendo luego una buena higiene buco-dental: una correcta técnica de cepillado es primordial para poder eliminar bien la placa dental y evitar así la formación de caries”. Así, la aparición de caries no solo depende de los componentes del alimento sino de quién los coma, cuándo, de la frecuencia y la forma de su consumo.

La doctora Ricondo es partidaria de incluir los zumos de fruta en la dieta de sus pacientes , con unos buenos hábitos de salud buco-dental, “porque aporta propiedades vitamínicas fundamentales para nuestras encías y mucosas, además de por su alto contenido de agua -la deshidratación propicia la aparición de caries- y sus propiedas antioxidantes. Además, añade la doctora “pueden ser un buen sustituto de otros alimentos en principio más azucarados”.

Dentro de una dieta sana y equilibrada los zumos de frutas desempeñan un papel esencial. La recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es consumir al menos 400 g de frutas y verduras a diario. En este sentido, la organización ‘5 al día’ recomienda el consumo de cinco raciones entre frutas y verduras al día, de las cuales una puede ser un vaso de zumo envasado.

La legislación no permite la adición de azúcar a los zumos comercializados en España, por lo que tomar zumos de frutas envasados no debe suponer ninún problema significativo en la salud buco-dental, de niños y adultos, si después se mantiene una buena higiene, como con cualquier otro alimento.

 

Cómo precenir las caries

Es recomendable  hacer una buena higiene buco-dental tres veces al día, así se reduce el tiempo en el cual las bacterias podrían desmineralizar el esmalte. Es importante el cepillado nocturno ya que durante la noche disminuye la producción de saliva lo que provaca mejores condiciones para que las bacterias actúen. Asimismo, se recomienda hacer enjuagues con un colutorio fluorado y acudir al odontólogo de forma periódica, él indicará la frecuencia de las revisiones (en principio una o dos veces al año generalmente). No hay que esperar a que duela, ya que en las primeras fases de la caries, el dolor, en la mayoría de los casos, es inexistente. Es primordial el diagnóstico prematuro para la prevención de la caries.

 

SOBRE ASOZUMOS

La Asociación Española de Fabricantes de Zumos (ASOZUMOS) es la organización empresarial que integra a los productores  de zumos de nuestro país, a los que representa en todos los ámbitos, las administraciones públicas y entidades privadas y que, en nuestro país, desarrolla la campaña europea.

SOBRE AIJN

La Asociación Europea de Frutas y Néctares está formada por los principales fabricantes de zumo. La campaña Fruit Juice Matters que patrocina, no apoya ni promueve marcas ni productos específicos y se limita a presentar pruebas científicas fiables que demuestran cómo el zumo de fruta, con sus vitaminas y minerales, puede ayudar a mejorar la salud y bienestar del consumido.

En el estudio ‘Comparison of the effects o whole and juiced fruits and vegetables on enamel demineralization in situ’ los voluntarios llevaban aparatos mandibulares extraíbles que llevaban placas de esmalte humano pre-desmineralizadas y consumían uno de los alimentos de prueba 7 veces al día durante 10 días. Los alimentos de prueba eran manzanas, naranjas, uvas, zanahorias y tomates, consumidos enteros (azúcares intrínsecamente ubicados) o como zumo (azúcares extrínsecos o libres). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21876354



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: