inicio
Sábado 16 de diciembre de 2017
21/07/2016
preparar para imprimir

La UE fomenta la exportación de los productos del vacuno

 
 
  

La Unión Europea es el mayor exportador mundial de productos agrícolas, por lo que no es de extrañar que la Comisión Europea tenga en especial consideración el sector a la hora de negociar sus acuerdos comerciales con otros países. Los alimentos y productos agrícolas representaron el 7% de las exportaciones europeas en 2014, pero más allá de los datos, las ventas al extranjero permiten mantener el empleo, y con ello la población, en los entornos rurales, a la vez que se preservan oficios tradicionales.   


En este aspecto España tiene mucho que ofrecer, y más allá del vino o del aceite, hay numerosos productos alimentarios que tienen gran demanda en los mercados internacionales. Un ejemplo de ello es la cecina de León que la empresa leonesa Cecinas Nieto comercializa en todos los países de la UE y en los países extracomunitarios que lo permiten, como Hong Kong, Líbano, Marruecos, Jordania, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Cuba y Noruega.  


La cecina de vaca tiene una Indicación Geográfica Protegida (IGP) bajo el nombre Cecina de León, que regula que el producto se elabore en esta provincia. Se trata de una garantía de calidad que representa la forma de elaborar un producto asociada a León y que se mantiene en el tiempo. Además, es un producto que tiene un mercado potencial que no tiene el jamón para los consumidores de países musulmanes, especialmente los de la cuenca mediterránea. Sin embargo, muchos de ellos han vetado el vacuno europeo y sus embutidos, por lo que para este producto es fundamental contar con tratados como el que hay con el Líbano, que permite la importación de este tipo de alimentos. Además, en virtud del acuerdo firmado en 2006, el país asiático está reduciendo progresivamente sus aranceles en un proceso que se prevé completo en 2018. Por lo tanto, acuerdos como este, que contribuyen al mantenimiento del origen y de la calidad de la marca, resultan imprescindibles para empresas como Cecinas Nieto.  


Los productos de Cecinas Nieto cuentan con todas las garantías que aportan los estándares sanitarios europeos, lo que ya de por si es un valor añadido para los consumidores de países emergentes. Además cuentan con un certificado Halal de vital importancia en países musulmanes. No es de extrañar que en 2015 Cecinas Nieto exportase 6,5 toneladas de productos y que haya crecido de media más de un 15% anual desde 2013 solo en el mercado libanés.    

 
Impacto directo en las ventas

La cecina no sólo significa el mantenimiento de puestos de trabajo en la elaboración del producto, sino también en explotaciones vacunas al aire libre, con consumo de pasto natural, fomentando tareas de pastoreo y preservación de actividades económicas respetuosas con el medio ambiente.  


José Luis Nieto, Director General de Cecinas Nieto, reconoce que los tratados comerciales de la Unión Europea son imprescindibles para poder acceder a algunos mercados clave como el Libanés: “Para nosotros los Tratados de Libre Comercio son fundamentales no sólo por la disminución de aranceles sino porque abren las puertas a vender un producto gourmet donde las reglas del juego vienen marcadas por el origen y la calidad de la carne, no sólo por el precio. Para nosotros sería un dinamizador muy importante lograr la firma de un tratado que levante las barreras con EE.UU., pues ya existe una demanda de cecina procedente de la tradición alimentaria que transmitimos a América Latina y que se mantiene con mucha fuerza entre la población hispano-estadounidense”.  


Por su parte, Balbino Prieto, Presidente del Club de Exportadores e Inversores Españoles, asegura que los acuerdos comerciales son los que permiten que compañías agroalimentarias como Cecinas Nieto puedan expandir su negocio a otros mercados: “El sector agroalimentario español ha demostrado en los últimos años un gran dinamismo exportador. Sin embargo, se trata de una industria muy fragmentada, en la que predominan las empresas de tamaño pequeño, con lo cual los acuerdos de libre comercio resultan vitales para impulsar su competitividad internacional”.   


Sobre la política de la UE sobre comercio

La política de la UE sobre comercio marca la dirección para el comercio y la inversión dentro y fuera de la UE y tiene como objetivo crear un clima propicio para el comercio y la inversión que beneficia tanto a personas como empresas.

La política sobre comercio de la UE está trabajando para:

- Crear un sistema global para un comercio justo y abierto.

- Abrir mercados en países clave.

- Garantizar que otros actores también sigan las reglas.

- Asegurar que el comercio impulse el desarrollo sostenible.  


Para saber más sobre cómo trabaja la Dirección General de Comercio de la UE y porque es importante, echa un vistazo al siguiente video:  http://ec.europa.eu/avservices/video/player.cfm?ref=I083365&videolang=EN&devurl=http://ec.europa.eu/avservi ces/video/player/config.cfm 



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: