inicio
Miércoles 13 de diciembre de 2017
06/11/2015
preparar para imprimir

Terras Gauda referente en I+D+I del sector vinícola

 
 
   

Bodegas Terras Gauda, en colaboración con la Misión Biológica de Galicia-CSIC, ha sido pionera en el desarrollo de diferentes proyectos de investigación, como el de selección clonal de uva Albariño

Uno de los 100 paneles de la exposición “La Vid, el Vino y el CSIC. Dos siglos de investigación” del Jardín Botánico recoge el último trabajo de la bodega y el CSIC: la demostración de los compuestos saludables del aceite extraído de las semillas de uva de Albariño, Caíño Blanco y Loureiro

Bodegas Terras Gauda  apadrina la variedad ALBARIÑO en la exposición

La transferencia del conocimiento del CSIC a Terras Gauda ha situado a la bodega de O Rosal como un referente en I+D+I del sector vinícola. Desde su fundación en 1989, ha apostado por la investigación para incrementar la singularidad de sus vinos y marcar todavía más su tipicidad, destacando las características diferenciadoras al extraer todo el potencial de las variedades autóctonas.  En las dos últimas décadas, en colaboración con la Misión Biológica de Galicia – CSIC, ha sido pionera con diferentes proyectos,  como el de selección clonal de uva Albariño.  

Disponer de una levadura ecotípica exclusiva, extraída del propio viñedo, y patentada con el CSIC en 2008 ha propiciado que se refuerce de modo natural el carácter varietal y los aromas frutales manteniendo y mejorando la calidad en todas las añadas con independencia del clima y la cosecha. La calidad sensorial es otro de los matices claramente distintivos de los vinos de Terras Gauda. La patente de manoproteínas sobre lías de Albariño (2010) mantiene el objetivo de poner en valor la tipicidad de la variedad autóctona de Galicia y su percepción en boca. 

En la exposición  ‘La Vid, el Vino y el CSIC. Dos siglos de investigación’, que acoge el Pabellón Villanueva del Real Jardín Botánico de Madrid hasta el próximo 31 de diciembre, uno de los 100 paneles hace referencia al último proyecto desarrollado por Bodegas Terras Gauda y el Grupo de Vitivinicultura de la Misión Biológica de Galicia –CSIC, cuya directora es la Dra. Carmen Martínez, comisaria de la muestra. 

Científicos del CSIC han extraído aceites a partir de las semillas de uva de 3 variedades autóctonas que cultiva Terras Gauda, Albariño, Caíño Blanco y Loureiro, demostrando que presentan distintas concentraciones de vitaminas E, ácidos grasos del tipo Omega 3 y compuestos fenólicos denominados proantocianidinas, con potenciales efectos anticancerígenos, antimetastásicos y que también actúan de forma favorable en patologías como la diabetes. A nivel organoléptico, se ha comprobado que existen grandes diferencias en cuanto a aromas, sabor y color del aceite en función de la variedad de la que procedan las semillas. 

Este trabajo ha cumplido el fin del aprovechamiento y revalorización de los residuos resultantes en el proceso de elaboración del vino, a la vez que se obtiene un producto con alto valor añadido que contiene compuestos bioactivos beneficiosos para la salud humana y se sientan las bases para su posible comercialización.  

Con la participación de 29 centros de investigación del CSIC y la colaboración de nueve bodegas pioneras en su apuesta por la I+D+i: Bodegas Terras Gauda, Grupo Estévez, Abadía da Cova, Vega Sicilia, Freixenet, Herederos del Marqués de Riscal, Lustau-Grupo Luis Caballero, Borsao y Alto Moncayo, y la Plataforma Tecnoloógica del Vino, “La Vid, el Vino y el CSIC. Dos siglos de investigación” tiene como objetivo convertirse en punto de encuentro entre investigación, sociedad, industria, gastronomía y cultura.   

Cada una de las bodegas apadrina una variedad de vid española, productora de vinos de alta calidad, en diferentes zonas vitícolas del país. Terras Gauda apadrina el Albariño, que está representada por una reproducción en resina a escala real de la variedad, en el apartado denominado “La vid ejemplo de biodiversidad”. Solo son siete variedades reproducidas en resina  y 2 son de Galicia (Albariño y Mencía).

 

Bodegas Terras Gauda

Presente en 58 países de todo el mundo, comercializa más de 1,5 millones de botellas de los vinos Terras Gauda, Terras Gauda Etiqueta Negra y La Mar.  Cultiva las variedades autóctonas Albariño, Caíño Blanco y Loureiro en 160 hectáreas de viñedo propio en un paraje privilegiado del Valle de O Rosal (D.O. Rías Baixas). 

Terras Gauda destina a exportaciones un 21% de la producción. Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, México, Noruega, Alemania y Holanda son los mercados internacionales más importantes para la bodega que, en este ejercicio, se ha introducido en Nicaragua y durante el 2014 en Malasia, Nueva Zelanda, Hungría, Singapur, Taiwán, Perú y Panamá.  Nuevos acuerdos de distribución han propiciado un mejor posicionamiento en los últimos meses en Bélgica, Dinamarca, Alemania, China y Suiza. 

En su proceso de diversificación, Terras Gauda incorporó a su proyecto empresarial a Quinta Sardonia, que elabora los vinos QS y QS2 bajo los principios de la biodinámica en Sardón de Duero (Valladolid) y Bodegas Pittacum (D.O. Bierzo), con la que comparte la filosofía de producir vinos en los que se identifica el origen y la procedencia. La bodega berciana comercializa los 100% Mencía Pittacum Barrica, Pittacum Aurea, Petit Pittacum; La Prohibición (Garnacha Tintorera); y Petit Pittacum Rosado.

 



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: