inicio
Martes 17 de octubre de 2017
25/01/2017
preparar para imprimir

#techYnegocio señala los métodos predictivos como el siguiente paso en la gestión hotelera

 
 
  

La jornada del viernes 20 en FiturtechY, evento organizado por el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), sirvió para cerrar muchos cabos sueltos y plantear nuevas preguntas sobre el futuro de la industria y su necesidad de innovación.

#techYnegocio abría las puertas ante la atenta mirada de los asistentes. Muchos fueron los que llenaron las ponencias que se extendieron durante toda la mañana. Y es que el tema era de gran interés: el smart business y el big data como fuente de mejora del rendimiento hotelero. Para ello, con la colaboración de cuatro ponentes se desglosaron todas las posibles aplicaciones de los datos, desde el big al small data, pasando también por el middle.

Javier Serrano fue el encargado de comenzar la mañana y dar una visión global de las posibilidades que brinda la recogida de datos masivos en la gestión hotelera. Desde su posición privilegiada como Market Manager España y Portugal en STR empezó realizando un análisis a nivel mundial para después centrarse en Europa y finalmente España. De esta forma a través de diferentes datos mostró al público tanto la tendencia al alza como la posición inigualable en la que se encuentra el país a nivel turístico.

Además, señaló a que los atentados terroristas en Europa y el norte de África junto a una sobreoferta en Asia han proporcionado “un turismo extra” sobre todo en los destinos costeros españoles –Comunidad Valenciana, Baleares, Canarias, sureste de Andalucía- impulsados también por un turismo doméstico “mucho más activo”. Todo ello ha provocado un 5,1% más de demanda a nivel territorial.

Desde Bedsrevenue.com, su CEO, Chema Herrero, invitó a los asistentes a realizar “un pequeño viaje” sobre el impacto tecnológico que causa el middle data en la gestión de ingresos. Un discurso con el que buscó disipar todo los miedos sobre la implantación de nuevas herramientas digitales en la gestión hotelera. Para ello no dudó en repetir que “la tecnología es una inversión, no un gasto” y que “la nueva gestión de ingresos no es sólo subir y bajar precios, es una cultura de empresa” en la que toda la plantilla debe estar sumergida.

Herrero también apuntó a dos herramientas esenciales para afrontar los retos de nueva cultura: el RMS (Sistema de Gestión de Ingresos, por sus siglas en inglés) y el DMS (Sistema de Gestión de la Distribución, por sus siglas en inglés). Además dio pinceladas de otras estrategias que se pueden llevar a cabo como la profesionalización del análisis comparativo con la incorporación de una tasa de compra o la realización de controles de paridad que ayuden al hotelero a controlar la distribución de sus ofertas en la Red. Para terminar apuntó dos términos que en el futuro serán esenciales: escalar y dimensionar el producto mediante la tecnología.

El tercer ponente del día fue Kike Sarasola, presidente y fundador de Room Mate Hoteles, cuya intervención bajo el nombre de “Data Analitycs para la gestión integral del negocio y el cliente” tuvo una gran acogida entre los asistentes. Sarasola y posteriormente “el director de ideas locas de Room Mate”, como así presentó a su director comercial y de marketing de la empresa, Pablo Gago, explicaron cómo han aplicado el small data a la gestión hotelera.

Desvelaron que desde Room Mate, se ha venido trabajando en un modelo predictivo que consigue en “mejorar la oferta de los hoteles y la gestión de campañas de promoción y comunicación”. Y es que esta nueva herramienta, basada en un algoritmo propio, permite ofrecer a los turistas una oferta lo más personalizada posible a sus intereses al introducir multitud de datos como la previsión climática o el calendario de eventos. De la misma forma, suministra al hotelero una información crucial tanto de la cantidad como del tipo de demanda que va a surgir, dándole la oportunidad de anticiparse al mercado. Todo orientado a un único objetivo, que en palabras de Sarasola es “mejorar la experiencia del cliente”.

Para dar el broche final a las intervenciones sobre el smart business, desde DDD Servicios Estratégicos su presidente ejecutivo, Bary Roberts, habló sobre casos de éxito en la maximización de ventas por canal directo. Su intervención estuvo marcada por la idea de que “la tecnología no lo es todo” y que para que una gestión hotelera sea eficaz lo más importante es el talento del equipo humano. Además señaló que hay que cambiar la estrategia de venta de los hoteleros, ya que en los canales digitales se produce una saturación al sólo buscar vender. Para ello, apostó por analizarlas también desde la perspectiva del cliente, ya que éste “odia que le vendan, pero adora comprar”.

Para afrontar esta “dicotomía a la hora del intercambio entre seres humanos”, como el mismo la llamó, Roberts explicó que lo que hay que hacer es ayudar a las personas a que tomen decisiones potenciando emociones y razonamientos lógicos que les lleven finalmente a reservar en nuestro alojamiento. Con este fin, hay que intentar aumentar la confianza del cliente en el hotel, ya que es “el factor esencial de su decisión” y averiguar cuál es el motivador principal de la compra. Datos que según él, son muy difíciles de conseguir a corto plazo y digitalmente, por lo que es necesaria la presencia de personas capaces de recopilarlos y analizarlos.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: