inicio
Jueves 14 de diciembre de 2017
20/10/2015
preparar para imprimir

Las tarjetas de prepago y débito suponen el 55% de las compras online en España.

Según estimaciones de SPI, el uso de las tarjetas de débito y las tarjetas prepago (sin cuenta bancaria asociada) son el medio de pago más extendido respecto a otros medios de pago existentes, sólo superado por la utilización del dinero en efectivo que sigue siendo el medio más universal. En cuanto a los atributos que más valoran los

consumidores a la hora de elegir un medio de pago, son la seguridad y la comodidad que les ofrece. Pero estos atributos adquieren aún mayor importancia cuando nos referimos al entorno e-commerce.

Las ventas en el canal online no dejan de crecer año tras año, pese a que el e-commerce español se sitúa en una cota modesta frente a otros mercados como el británico que, en 2014, se situó a la cabeza con 59,63 billones de euros. Por tanto, es previsible un crecimiento progresivo en el mercado español en los próximos años. Actualmente, el 55% de las compras que se realizan online utilizan las tarjetas de débito o prepago, seguido de cerca por otras alternativas de pago específicas para el canal online que corresponden a un 45%.

Aunque hay diferencias considerables respecto a los rangos de edades, el estudio de SPI confirma que, en general, los consumidores se muestran  reacios a facilitar sus datos bancarios a terceras personas, y esto se evidencia en el e-commerce. 

“En nuestro caso, las tarjetas de prepago Sparkcard de MasterCard permiten a los usuarios hacer compras con el dinero previamente precargado sin poner en riesgo la cuenta bancaria en caso de robo de datos. Pero éstas siguen siendo aún residuales dentro del grupo de las tarjetas de débito ya que, según datos del 2014, en España la penetración del mercado de las tarjetas prepago apenas supone el 7%. El crecimiento de esta forma de pago será exponencial a lo largo de los próximos meses y se situará en cotas similares a las europeas. Sin embargo, el crecimiento en cuota de mercado va intrinsicamente ligado a la red de distribución y para ello, es esencial que puedan adquirirse y recargarse de forma fácil y ágil en grandes superficies o tiendas” señala Asaf Riess –Director General de SparkCard.  
 

La compañía británica predice que durante el 2015, en Europa, el negocio de las tarjetas prepago habrá alcanzado los 450B €, siendo España el 5º país con mayor volumen de negocio.   

“Las tarjetas prepago son una excelente solución de pago en términos de transparencia, eficiencia y control – es el medio de pago que permite conocer de manera instantánea cuándo se realiza un pago, a quién y por qué importe-. Además, de la aceptación global que la marca MasterCard garantiza” ha señalado Ovidio Egido, Director General de MasterCard para España. 

 

Sobre Spark

Tras más de siete años operando en UK, Prepaid Financial Services es una eMoney autorizada en el mercado español. La tarjeta Spark se puede obtener fácilmente, sin necesidad de tener una cuenta bancaria, y el límite de uso viene determinado por la cantidad que el propietario quiera recargar. 

El producto de SPI es la Tarjeta Spark, la Tarjeta Prepago MasterCard que no está asociada a ninguna cuenta bancaria y está diseñada para aquellas personas con dificultades para acceder a una tarjeta bancaria de débito o crédito, que necesitan una forma más segura de hacer compras online, compartir dinero con familiares y amigos, o bien como medio de pago en viajes o estancias en el extranjero.

Spark MasterCard es una de las tarjetas de prepago principales en Reino Unido desde 2008 y puede ser utilizada en cualquier página web, establecimiento comercial y cajeros automáticos de entre los más de 25 millones de afiliados en todo el mundo de la red MasterCard. www.sparkcard.es.

 



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: