inicio
Miércoles 13 de diciembre de 2017
14/01/2016
preparar para imprimir

Los polifenoles de las nueces ayudan a la prevención de enfermedades

 

Una nueva publicación en Critical Reviews in Food Science and Nutrition Journal reúne diferentes estudios que evidencian que los polifenoles presentes en las nueces contribuyen a mantener la salud y prevenir ciertos tipos de enfermedades. La investigación, liderada por la Dra. María Izquierdo-Pulido, profesora de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Barcelona (UB), realiza una revisión de la información disponible acerca de los efectos saludables de los polifenoles contenidos en las nueces.

Tradicionalmente, las nueces son conocidas por sus ácidos grasos esenciales Omega-3 de origen vegetal, vinculados a una amplia gama de propiedades saludables. No obstante, las nueces también destacan por ser una de las fuentes más importantes de polifenoles, en concreto son el séptimo alimento con mayor cantidad, según Vinson & Cai (2012). Los elagitaninos, que son los polifenoles característicos de las nueces, poseen una conocida bioactividad antioxidante y antiinflamatoria, que se asociaría a la prevención de ciertas enfermedades crónicas como las cardiovasculares, neurodegenerativas y cáncer.

Investigaciones recientes han demostrado que los polifenoles de las nueces podrían explicar el mecanismo por el cual el consumo de este alimento contribuye a la protección cardiovascular mediante la mejora de la función endotelial.

Adicionalmente, se ha observado que los polifenoles optimizan la señalización interneuronal, aumentan la neurogénesis e intensifican el secuestro de agregados de proteínas insolubles tóxicas, lo cual podría explicar los potenciales efectos neuroprotectores de las nueces.

Respecto al cáncer, los elagitaninos de las nueces ejercen sus efectos contra la enfermedad a través de diversos mecanismos, tales como la reducción del efecto pro-oxidante de agentes cancerígenos, modulación de la señalización de células cancerosas y de la progresión del ciclo celular, la promoción de apoptosis y la modulación de las actividades enzimáticas. También se ha demostrado que estos polifenoles actúan en otros procesos, no solo en la proliferación y muerte celular, sino también en la inflamación y angiogénesis.

Para la Dra. Izquierdo, los polifenoles presentes en las nueces “vienen a completar el listado de componentes beneficiosos para la salud del organismo que este fruto seco ya posee, tales como su alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados, ácido alfa-linolénico, antioxidantes, vitaminas, minerales y fibra, entre otros nutrientes, lo que convierte las nueces en un auténtico aliado natural”. La evidencia recogida en la revisión sugiere que la incorporación de las nueces en una dieta saludable y equilibrada podría ayudar en la prevención y la modulación de diversas enfermedades crónicas.

Aunque esta revisión se ha centrado en los polifenoles, otros compuestos de las nueces están relacionados con la prevención de enfermedades. Es por eso que la importancia del consumo de nueces reside en el conjunto de sus propiedades como alimento, con múltiples beneficios para la salud del organismo.

Para consultar el estudio Health benefits of walnut polyphenols: An exploration beyond their lipid profile, puedes acceder al siguiente enlace:http://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/10408398.2015.1126218

Otros estudios relacionados en la página web (www.nuecesdecalifornia.com)



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: