inicio
Lunes 18 de diciembre de 2017
23/12/2015
preparar para imprimir

10 razones para usar envases metálicos en Navidad

 
 
   

La Navidad es la época del año en la que más residuos se generan en los hogares. Regalos, alimentos, bebidas… el envase juega un papel fundamental en estas fechas tan señaladas, por lo que resulta necesario que los ciudadanos refuercen su compromiso con el medioambiente y mantengan las buenas prácticas de reciclaje depositando los envases en el contendor amarillo. Los envases metálicos tienen la virtud de poder reciclarse una y otra vez y esa característica única los convierten en el mejor regalo para las generaciones futuras.

Además, los productos enlatados son la solución perfecta para acompañar los platos de cualquier celebración ya que las posibilidades gastronómicas de las latas son infinitas: desde productos tradicionales hasta conservas gourmet, todas son sabrosas y fáciles de preparar. Son muchas las bondades que presentan los envases metálicos y diez las razones para usarlos en Navidad:

 

1.- Se reciclan para siempre: El acero y el aluminio son materiales que se reciclan un número infinito de veces sin pérdida de propiedades. Cuando un producto de metal alcanza el final de su vida útil, el material no se pierde ya que tras depositarse en el contendor amarillo para su reciclaje regresa como un producto diferente, manteniéndose disponible para las generaciones futuras. El metal se ha posicionado como el material de envasado más reciclado en España, con una tasa del 83,6% en 2014, lo que nos sitúa entre los países con mejores resultados, superando incluso los objetivos marcados por la Unión Europea.

2.- Rápidos y fáciles de usar: Los envases metálicos han registrado importantes avances y existen en el mercado envases con sistemas de apertura que no requieren el uso de abrelatas. Este tipo de envases están diseñados además para la vida moderna y son la solución perfecta para las personas que bien por prisa o falta de tiempo no pueden entretenerse en los fogones. De hecho, los envases de acero y de aluminio poco profundos y con gran abertura pueden utilizarse de manera segura en el microondas.

3.- Alimentos frescos y nutritivos: Los productos enlatados son absolutamente frescos dado que las materias primas van del campo o del mar directamente a la lata. Entre la cosecha y el enlatado de verduras, por ejemplo, apenas transcurren de dos a cuatro horas. Además, durante el tratamiento de conservación se destruyen las bacterias responsables del deterioro de la comida y se eliminan los residuos de pesticidas que a menudo se encuentran en los alimentos frescos. El proceso de enlatado retiene en el interior del envase metálico el aroma, las vitaminas, antioxidantes y nutrientes esenciales, dejando fuera las impurezas.  

4.- Almacenes para el futuro: Los envases metálicos son extremadamente resistentes, casi indestructibles y actúan como almacenes de alimentos ya que son capaces de guardar cosechas para su uso en el futuro en todas las condiciones logísticas y climáticas. Alimentos y bebidas en lata han sido claves en el suministro de víveres en situaciones de emergencia en todo el mundo.

5.- Lucha contra el desperdicio alimentario: Se estima que cada año se desaprovechan más de 1.300 millones de toneladas de alimentos, es decir, un tercio de la producción mundial, lo que permitiría alimentar a 2.000 millones de personas. Ante esta problemática, los envases metálicos se han convertido en una solución real a la problemática del desperdicio alimentario.

6.-Envases ligeros: El esfuerzo de las empresas del sector por reducir el uso de materias primas se ha traducido en envases cada vez más ligeros. En los últimos 20 años se ha logrado que los envases de acero sean un 33% más ligeros y las latas de aluminio un 28%. La reducción continuada del espesor tiene un efecto muy importante en materia de sostenibilidad, especialmente en lo que se refiere a ahorro de energía y reducción de emisiones de CO2.

7.-Seguros y resistenes: Al tratarse de contenedores prácticamente irrompibles, resistentes a los golpes y capaces de soportar temperaturas y presiones extremas, los envases de metal son perfectos para mantener la seguridad del producto y de las personas en todas las operaciones de logística, desde el transporte hasta su distribución final.

8.- Diseños atractivos: Debido a su gran maleabilidad, los envases metálicos se adecúan a las modernas tecnologías de fabricación y permiten crear artículos únicos y atractivos. Existen en la actualidad multitud de tamaños, formas y diseños que pueden adaptarse a las exigencias de los clientes.

9.- Innovadores: El sector del metal está en constante innovación y cuenta con envases capaces de brindar información en tiempo real sobre la calidad de los productos e indicaciones sobre manejo, transporte y almacenamiento al que han sido sometidos. Los nuevos formatos disponen de paneles de frescura y de temperatura óptima, información sobre el modo de empleo o conservación y sensores que permiten seguir su trazabilidad.

10.-Eficiencia en la cadena de suministro: Las latas ofrecen una excelente optimización de espacio gracias a su apilabilidad y su fácil manejo en tiendas. Gracias a su resistencia, las latas pueden ser apiladas para aprovechamiento máximo del espacio de almacenaje. En 1 metro cúbico caben hasta 10.000 latas de 80 gr.

 

¿Qué es AME?

La Asociación Metalgráfica Española (AME) es una organización empresarial del sector de la fabricación de envases metálicos ligeros, tapas, tapones y precintos metálicos realizados en aluminio y hojalata. Sus socios, fuertemente implantados en Galicia, La Rioja y Murcia, producen envases metálicos de todo tipo, desde envases para conservas, latas de bebida y aerosoles, hasta cajas decorativas o envases industriales, así como tapas y cierres metálicos.

Fundada en 1926, es una de las organizaciones sectoriales más antiguas de España. La asociación reúne actualmente a una treintena de empresas de todos los tamaños, desde grandes multinacionales hasta empresas familiares de capital español, cuya facturación anual ronda  los 2.000 millones de euros.

Las empresas del sector dan empleo a unos 5.000 trabajadores y representan un consumo anual de materia prima, nacional y de importación, superior a las 600.000 toneladas de hojalata y chapa cromada. El sector exporta un 21% de su producción, estando sus principales clientes en Europa, destino que aglutina el 90% de las exportaciones. La industria metalgráfica española se sitúa entre las cuatro mayores potencias europeas del sector, con un alto nivel de preparación tecnológica y con una buena industria auxiliar y de complementos con tecnología propia.

En la actualidad, la Asociación Metalgráfica Española (AME) forma parte de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales del Metal (CONFEMETAL) y de la organización europea del envase metálico EMPAC (European Metal Packaging). Las empresas asociadas a AME tienen asumido un firme compromiso con el medioambiente, conscientes de la importancia de reducir la generación de residuos y disminuir el impacto ambiental que genera cualquier actividad empresarial. AME, que apuesta por el desarrollo sostenible y la protección del medio ambiente, es miembro de ECOACERO, entidad que representa al acero dentro de Ecoembes, la organización que cuida del medio ambiente a través del reciclaje y el ecodiseño de los envases en España.

 

Webs de interés

www.sialenvasemetalico.com                                                      www.whymetalpackaging.com                                                                          



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: