inicio
Miércoles 13 de diciembre de 2017
04/04/2016
preparar para imprimir

Luis Tosar y Voll-Damm, doble o nada

 
 
         

¿Quién se arriesga a servirle una vulgar imitación a alguien que sabe apreciar una Voll-Damm? ¿Qué camarero es tan insensato como para jugársela con alguien que conoce, con precisión, aquellas notas de melocotón maduro y de manzana, aquella sensación de pan tostado, aquel final con taninos de tabaco y la amargura del mejor lúpulo del mundo…?

Porque Voll-Damm no es una cerveza tradicional, ni instintiva. Es fruto de la razón, de la sabiduría de los maestros cerveceros que en el siglo XIX descubrieron que, cuando llegaba el buen tiempo, podían contrarrestar las altas temperaturas –que afectaban a la correcta fermentación del mosto con la levadura- añadiendo el doble de malta al último lote; el del mes de marzo. Así nacieron las Märzenbier, el origen de Voll-Damm, la única cerveza que era capaz de aguantar todo el verano en perfectas condiciones de consumo. Desde el principio, Voll-Damm ha marcado el acierto y la diferencia. Nació para esto. Y esto es lo que es.

Por todas estas razones, y para honrar a los maestros antiguos que duplicaron el sabor de sus cervezas, Luis Tosar se ve obligado –en el nuevo spot de Voll-Damm- a enseñar al camarero –Luís Zahera- que le ha servido una imitación por qué Voll-Damm es tan diferente y, de paso, demostrar cómo las gastan los aficionados a un sabor único, que no permite aproximaciones ni paralelismos.

Tosar pone cara y materializa la venganza simbólica de los muchos aficionados que conocen y aprecian la diferencia de Voll-Damm. Por este motivo, este spot no se refiere a Voll-Damm, sino al carácter de los que mejor la conocen; los que escogieron el doble de sabor, el doble de color y el doble de placer y, además, tienen la certeza de que eligieron bien porque saben explicarlo.  

Sobre el ocre intenso de una Voll-Damm resalta la crema blanquísima y compacta, con burbujas vivas, finas y veloces. Y es cuando esta crema deja pasar el líquido que atesoraba y un trago de Voll-Damm empapa el paladar de Luis Tosar que todos escuchan la gran verdad: “No, amigo, no todas las cervezas son iguales…”. Y el camarero insensato se da cuenta de que la diferencia es tan grande que se hace imperdonable.


Voll-Damm, doble malta y Märzenbier

Märzenbier quiere decir cerveza de Marzo. Este estilo nació en Baviera y debe su nombre a que se fabricaba únicamente durante este mes.

Las altas temperaturas del verano no permitían que las levaduras actuaran de forma adecuada en el proceso de fermentación, por lo que no se podía fabricar cerveza.
Marzo era la última oportunidad para producirla hasta que volvía el frío en octubre. En esta última fabricación se decidió duplicar la cantidad de malta en la receta para conseguir una cerveza enérgica que pudiera aguantar las altas temperaturas del verano. Así nació el estilo Märzenbier.

Damm lanzó su primera Märzenbier en 1953. Los dos primeros años sólo se fabricaba de febrero a abril, pero a partir de 1955, debido a su éxito, se decidió producir de manera ininterrumpida y se la bautizó con el nombre de Voll-Damm. “Voll” en alemán significa lleno, completo.

Nota de cata de Voll-Damm

Cerveza con color roble de reflejos anaranjados. Se presenta densa y brillante, con una capa cromática tostada.

La espuma se muestra compacta. Presenta burbujas vivas, finas y veloces.

El aroma es de gran intensidad y complejidad. Las primeras notas olfativas son afrutadas, como el melocotón maduro y la manzana; también anaranjadas que dotan la nariz de frescor. Goza de una nariz limpia donde al final persiste la sensación de pan tostado.

La entrada de boca es amplia, con carácter. Voluminosa y cremosa. El final nos recuerda al tanino de la hoja de tabaco. El amargor del lúpulo regala una intensa sensación refrescante.

Ver Spot: https://www.youtube.com/watch?v=Sb2OT4dZ8ew&feature=youtu.be

Oriol Villar, el director creativo

La creatividad del nuevo spot de Voll-Damm vuelve a ir de la mano de Oriol Villar y su equipo, que llevan años colaborando con Damm en las campañas de sus marcas de cerveza. A lo largo de esta colaboración, Villar ha sido el impulsor de eslóganes tan destacados como “Doble o Nada” de Voll-Damm o “Mediterráneamente" de Estrella Damm.

Luis Tosar, el protagonista

Nacido en Lugo, en 1971, ya de joven Tosar empieza a actuar en obras de teatro con compañías locales debido al “gusanillo” que le inculca un profesor de literatura. Es en la televisión local de Galicia (TVG) donde salta a la fama al realizar la serie “Mareas Vivas”. Después, en el cine, con Icíar Bollaín, quien le dirigirá en “Flores de otro mundo” en el año 2000 y con la que recibirá una nominación a los Goya como Mejor Actor revelación. Será tres años después cuando su cara se hará más popular al rodar, junto a Bardem, “Los lunes al sol”, llevándose, esta vez sí, el Goya a Mejor Actor de Reparto.

A partir de entonces, continuará haciendo largometrajes, y en cada cual, mejora su estilo interpretativo, como en “Trece campanadas” o “Te doy mis ojos”. Ésta última le reportó una Concha de Plata y otro Goya. En 2010 realizó el personaje de Malamadre, un preso de armas tomar que le brindó su último Goya.

2016 Plan de fuga de Iñaki Dorronsoro (en fase de post producción)
2016 Cien años de perdón de Daniel Calparsoro
2016 Toro de Kike Maíllo
2015 El desconocido de Dani de la Torre
2015 Ma ma de Julio Medem
2014 Murieron por encima de sus posibilidades de Isaki Lacuesta
2014 El niño de Daniel Monzón
2012 Una pistola en cada mano de Cesc Gay
2011 Mientras duermes de Jaume Balagueró
2010 También la lluvia de Iciar Bollaín
2009 Mr. Nice de Bernard Rose
2009 Celda 211 de Daniel Monzón
2009 The limits of control de Jim Jarmusch
2006 Corrupción en Miami de Michael Mann
2003 El lápiz del carpintero de Antón Reixa
2003 Te doy mis ojos de Iciar Bollaín
2003 La flaqueza del bolchevique de Manuel Martín Cuenca
2003 La vida que te espera de Manuel Gutiérrez Aragón
2002 Los lunes al sol de Fernando León de Aranoa

Daniel Monzón, el director

Nació en Palma de Mallorca en 1968. Pronto demostró que su sensibilidad se decantaba hacia el mundo del cine. Daniel Monzón ha desarrollado una importante trayectoria en diferentes medios de comunicación de primera línea. Ha trabajado como periodista y crítico de cine en la revista Fotogramas y en programas de radio, además de ser el subdirector del programa de Televisión Española, Días de Cine. Debutó como director en 1999 con la película “El corazón del guerrero”, de la cual fue también guionista, y desde ésta su carrera ha sido imparable. En 2002 filmó “El robo jamás contado”, en 2007 “La caja Kovak”, en 2009 la aclamada “Celda 211”, ganadora del Goya a la mejor película, mejor director, mejor actor protagonista, mejor actriz de reparto, mejor actor revelación, mejor guión adaptado, mejor montaje y mejor sonido. Y finalmente en 2014 se corona con la película “El niño”, otro éxito fulminante en taquilla.

Monzón huye de lo convencional y busca un punto introspectivo en los personajes. Trata de enganchar al espectador desde la propia historia, por lo que el espectador tiene un papel activo. Le gusta retarse, cambiar de registro para no quedar estancado.

2014 – El niño
2009 – Celda 211
2007 – La caja Kovak
2002 – El robo más grande jamás contado
1999 – El corazón del guerrero

Luís Zahera, el camarero
El actor gallego Luís Zahera ha participado en un número considerable de largometrajes, algunos de ellos de los más prestigiosos de nuestro cine, como “Los lunes al sol”, “El lápiz del carpintero”, “Diario de un skin”, “Alatriste”, “Hotel Tívoli”, “Los años desnudos” o “Celda 211”, en la que ya trabajó con Luis Tosar y Daniel Monzón.    



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: