inicio
Jueves 23 de marzo de 2017
02/03/2017
preparar para imprimir

El Lipofilling, la estrella de la próxima operación bikini

 

El cirujano estético de Clínicas Dorsia, Jordi Mir, nos explica en qué consiste

El término lipofilling nos remite a “grasa “ y “relleno”y se refiere a la extracción de grasa excedente de alguna parte del cuerpo del paciente para su posterior implantación en otra zona. Con esta técnica quirúrgica se logran dos objetivos fundamentales: perder volumen en las áreas más rebeldes y ganar definición y curvas en aquellas otras con las que se no está tan contento.

Tras el famosísimo aumento de volumen de los glúteos de muchas famosas del star systen internacional se encuentra el lipofilling, que no ha terminado de adoptar el término inglés en nuestro país hasta fechas recientes.

La extracción de grasa autóloga presenta, en general, una gran ventaja sobre otros tipos de relleno y es  que al tratarse de material orgánico de la propia persona no produce rechazo.

En el caso de los glúteos se adapta mejor que las prótesis, aunque es en intervenciones combinadas de procedimientos estandar de cirugía con las últimas técnicas aliadas de la medicina estética donde está ofreciendo grandes resultados.

Ya casi en primavera, las intervenciones destinadas a la reducción del tejido graso excedente son las más demandadas. Hay que recordar que el sobrepeso no es exclusivo de ninguna edad y se asocia tanto a la mala dieta como a la vida sedentaria.

A muchas personas ese sobrepeso se les acumula en  el abdomen y los flancos de la parte baja de la espalda. Esta zona, asegura el doctor Mir, es fundamental en el dibujo de la cintura. Asimismo, añade , los cambios ponderales o el tener hijos hacen que los músculos rectos abdominales se separen y disminuya la definición de la silueta.

Sin cintura y con barriguita ¿Por dónde empezar?

Además del análisis morfológico, en el que también intervienen factores hereditarios, hemos de analizar con el especialista nuestro Índice de Masa Corporal. Es decir, si nuestro peso excede en los límites de salud que las autoridades sanitarias establecen , es posible que nuestro destino no deba ser una cirugía estética, sino una cirugía bariátrica. Se trata de diferentes tipos de intervenciones de reducción de estómago.

Realizada esta salvedad y si nuestro objetivo es sólo luchar contra la báscula y dejar atrás unos cuantos kilos, una rutina deportiva, la dieta poco calórica y algunos tratamientos en clínica nos ayudarán. Reduciremos contorno, perderemos líquido y mejoraremos nuestra vascularización con tratamientos como la cavitación o la presoterapia.

Puede ser una solución a corto y medio plazo. Para quienes no logran de ninguna manera recuperar la cintura, bien sea por el paso de los años, después de haber perdido mucho peso o tras uno o varios embarazos, el bisturí sigue siendo el único remedio a largo plazo.

 

Lipoposucción, lipoescultura y ahora lipofilling

O adbominoplastia, si la persona que va a someterse a una cirugía estética reductora de la zona del abdomen presenta un exceso de grasa y piel. Esta técnica,  más exigente para el propio cirujano, puesto que se trabaja a un nivel más profundo, consigue un abdomen firme y liso, y disminuyen el ancho de la cintura.

En casos en los que ha habido una pérdida masiva de peso (después de una cirugía bariátrica, o de un balón intragástrico, por ejemplo) podemos necesitar una abdominoplastia circunferencial (o body-lift), para tratar toda la circunferencia abdominal, dado que el exceso de piel afecta también a la parte baja de la espalda.

La abdominoplastia, añade Jordi Mir, presenta importantes ventajas: los pacientes notan una mejoría en el modo que les queda la ropa y aumentan la confianza en sí mismos. Sus resultados pueden durar varios años, si se continúa con los cuidados previos a la intervención. Si alguien está pensando en someterse a esta cirugía para lucir nuevo abdomen este verano, debe realizarla dos o tres meses antes.

Otras posibilidades de la cirugía estética tradicional son la liposucción, la extracción de grasa excedente mediante unas cánulas y /o la lipoescultura. Estas técnicas no son excluyentes. La lipoescultura resulta ideal para remodelar flancos y adbomen, es decir, para acometer la llamada “Operación Cintura”.  En este punto insiste el cirujano: “ No nos cansamos de repetir que las operaciones de contorno corporal son para mejorar la forma del cuerpo, no para perder peso.” Y en este punto es donde la medicina estética interviene para conseguir la armonía del contorno y donde interviene la técnica de moda: el lipofilling.

Jordi Mir es cirujano estético en Clínicas Dorsia



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: