inicio
Lunes 27 de marzo de 2017
19/01/2017
preparar para imprimir

Glenmorangie lanza una colección whiskies vintage que muestra los orígenes únicos de cada Single Malt

 

El lanzamiento de uno de los whiskies más deliciosos jamás creados por Glenmorangie inaugura la colección vintage Bond House No 1 de la Scottish Highland Distillery. La exclusiva colección incluye diferentes ediciones limitadas y explora los orígenes únicos de las más prestigiosas barricas de whisky destilado en periodos de años diferentes. Glenmorangie Grand Vintage Malt 1990, la primera muestra, cuenta la particular historia de un espirituoso que emerge, contra todo pronóstico, de la cosecha más desafiante de la historia de la destilería.

Creado pensando en el coleccionista, la colección Bond House No 1 de Glenmorangie incluye las particularidades de los whiskies más complejos y elegantes de la destilería. La serie toma su nombre de la Bonded Warehouse No 1, que en el siglo XIX fue la bodega  más grande de Glenmorangie. Durante varias generaciones es allí donde envejecían los whiskies hasta que en 1990 cambió por su rol por completo en respuesta a los deseos de los fanáticos de la marca. Esa bodega se transformó totalmente y se convirtió en el hogar actual de los alambiques de cobre de Glenmorangie, conocidos por ser los más altos de Escocia. Su altura garantiza que el vapor recorra una distancia mayor para crear una bebida más suave y elegante. Hoy en día, la Bonded Warehouse No 1 se ha convertido en el corazón de la producción del whisky y está considerada la catedral de Glenmorangie en las Highlands escocesas.

Glenmorangie Grand Vintage Malt 1990 no sólo marca el año del gran cambio en la destilería sino que también hace referencia  a la cosecha de cebada del verano anterior, que fue muy problemática para los productores de whisky en 1990 porque era difícil de procesar en las destilerías escocesas. Sólo a través de la maestría y el dominio de sus artesanos, Glenmorangie fue capaz de crear una producción limitada de whisky de carácter excepcional. Contra todo pronóstico  - y para el deleite de sus creadores - este espirituoso resultó sublime. Tras detectar el potencial que podía tener, los responsables de Glenmorangie lo dejaron destilar durante 25 años en antiguas barricas de bourbon y sherry cuidadosamente seleccionadas. El resultado de esta creación es Glenmorangie Grand Vintage Malt 1990, un whisky rebosante de aromas florales y afrutados que se define por su elegancia.

Dr. Bill Lumsden, Director de Destilación y Creación de Whisky de Glenmorangie., ha señalado: “La colección Bond House Nº 1 ofrece a los expertos la oportunidad de explorar las individualidades que cada año ha brindado nuestro galardonado whisky. Estoy encantado de que Glenmorangie Grand Vintage Malt 1990 sea el primero de los lanzamientos de las diferentes ediciones limitadas que vendrán a partir de ahora. Muchos se preguntan incluso hoy cómo un whisky tan delicioso es el resultado de una cosecha tan desafiante. Combinada con el cuarto de siglo de experiencia con barriles por parte de Glenmorangie, su finura y vitalidad se han conservado a través de los años para crear un whisky rebosante de aromas a miel de brezo, mandarina y frutas confitadas y sabores a jarabe de naranja y vainilla, manzanas al horno y azúcar moreno”.


PVP: 600 €

 

Nota de cata:

Glenmorangie Grand Vintage Malt 1990 es un whisky sin filtrar 43%

Color: Oro intenso

Nariz: El aroma es una verdadera cornucopia de embriagantes notas florales y afrutadas, miel de brezo, madreselva y freesia que se mezclan con azahar, frutas confitadas, mandarina, pera y manzana. Este complejo bouquet se complementa con una nota picante, distintivo de cera de abejas.

Sabor: La sensación en boca es sedosa, cremosa y deliciosamente suave. Esto lleva a sabores suculentos, dulces de jarabe de naranja, caramelos, panal, vainilla y algunas notas picantes de hierbas de grosella espinosa y mentol.

Acabado: La fruta continúa con las manzanas y las peras cocidas al horno, después hay algunas notas más profundas a azúcar moreno,  galleta y de forma más indirecta, una nota suave a clavo y tanino de roble al final.

 

Sobre la Bond House No 1 Collection:

La Bond House No 1 es una exclusiva colección de diferentes expresiones de whisky vintage, todos excepcionalmente suaves, complejos y elegantes. La colección, que rinde un homenaje al whisky más prestigioso de Glenmorangie, ha sido creada para conocedores y coleccionistas. Glenmorangie Grand Vintage Malt 1990 es el primer lanzamiento de la serie.

 

Sobre Glenmorangie:

Glenmorangie Single Malt Scotch Whisky tiene su origen en las Highlands escocesas, donde la destilería cuenta con los alambiques más altos de Escocia (5,14 m) y su whisky es expertamente madurado en finas barricas de roble y perfeccionado por los 16 Hombres de Tain, los trabajadores de la destilería. Glenmorangie fue fundada en 1843 y es reconocida universalmente como pionera en su campo al unir tradición e innovación para crear “unnecessarily well made whiskies”.

 

Sobre la Warehouse No 1:

Con una capacidad para 2000 barricas, la bodega Warehouse No 1 fue la más grande de la destilería en el siglo XIX. Tenía tres plantas, que entonces era algo bastante inusual. En 1990 este almacén se transformó para satisfacer la creciente demanda de su mejor Single Malt por parte de aficionados del whisky en todo el mundo. Este majestuoso edificio, corazón de la destilería actual, se convirtió en el hogar de ocho alambiques, el doble que su bodega predecesora. La excepcional altura de la construcción y de los alambiques de Glenmorangie, famosos por ser los más altos de Escocia, ha hecho que se le conozca como la catedral de las Highlands. En la actualidad alberga 12 alambiques.  La antigua casa solariega, que había estado en funcionamiento desde 1877, cuando la destilería fue reconstruida, sigue desempeñando un papel en la historia de Glenmorangie y cada año recibe a miles de visitantes de todo el mundo.


Sobre los retos de la destilación de 1990:

La cosecha de 1989 dio como resultado un cultivo de cebada muy variado, lo que significó que la malta era muy difícil de procesar a través de las destilerías en 1990, especialmente en las etapas de molienda y trituración. Los problemas de procesamiento provocaron diferentes parones en la producción, lo que impidió a la mayoría de las destilerías de Escocia alcanzar sus objetivos de producción originales. A pesar de estos desafíos, la calidad del nuevo Glenmorangie Single Malt era mejor que nunca. Combinada con las excepcionales técnicas en el tratamiento de la madera de Glenmorangie a lo largo de las décadas, la expresión resultante, Glenmorangie Grand Vintage Malt 1990 es una de las más exquisitas jamás surgidas de la Destilería.

 

Consumo Responsable:

La compañía Glenmorangie y La Casa de Escocia abogan por un consumo responsable y sugieren que los bebedores de whisky Glenmorangie disfruten con moderación, de acuerdo con las normas recomendadas de consumo de alcohol diario.

https://www.glenmorangie.com/

Sigue Glenmorangie en:

Facebook: https://www.facebook.com/Glenmorangie

Twitter: https://twitter.com/TheGlenmorangie



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: