inicio
Miércoles 13 de diciembre de 2017
19/01/2016
preparar para imprimir

Gimnasia facial para un rostro terso

By Barceló Raval

El estrés del día a día, no dormir las horas suficientes o la alimentación, son algunos elementos que influyen en la pérdida de luminosidad de la piel. Levantar las cejas, guiñar un ojo o poner muecas son sencillos ejercicios que consiguen trabajar los músculos de la cara consiguiendo una piel más tersa y radiante. La gimnasia facial es un must para rejuvenecer de forma natural que el hotel Barceló Raval incorpora a su carta de tratamientos. Una oferta para el disfrute de sus huéspedes tanto solo como en compañía.

¿Qué beneficios tiene?

  • Si se realiza de forma regular se consigue una mejor oxigenación y circulación de la piel.
  • Los ejercicios tienen un efecto relajante que ayudan a evitar el estrés provocado por la actividad diaria.
  •  

¿Cómo preparase?

Antes de realizar los ejercicios es importante relajar la musculatura de la cara, el cuello y los hombros. El hotel Barceló Raval propone un masaje facial aplicado con la mayor sutileza en la cara y el cuello proporcionando una mayor relajación, tanto muscular como mental, aportando hidratación al rostro y mejorando la calidad de la piel (45 minutos, 61€).

 

¿Cuáles son los ejercicios?

  1. Tener un cuello de cisne y una barbilla moldeada es posible. ¿Qué hay que hacer? Muy sencillo, delante de una mesa apoyar el brazo derecho en vertical y con el puño cerrado debajo del mentón hacer fuerza durante unos seis segundos. Lo importante es sentir que los músculos del cuello se tensan.
  2. Las patas de gallo son un signo de envejecimiento de la piel que muchas mujeres sufren pero que se puede combatir. Colocar los dedos de la mano en las sienes e intentar que lleguen a la parte superior de las orejas. Abrir la boca y desplazar la mandíbula de delante a atrás. Con este movimiento los músculos de las sienes se tensan y fortalecen.
  3. Para las mejillas tan solo hay que hinchar estas con aire y golpear suavemente con las yemas de los dedos sobre ellas. Al echar el aire hay que sentir un cosquilleo en las mejillas.
  4. Con el objetivo de desdibujar las líneas de expresión de la frente hay que colocar los dedos de ambas manos sobre la frente de tal manera que la palma esté en contacto con ella y que la punta de los dedos se toquen. Presionando hacia arriba sentir que los párpados, las cejas y los músculos se tensan.

 

Ya no hay excusas para no lucir un rostro más luminoso y terso, el hotel más moderno y cosmopolita Barceló Raval, propone la alternativa perfecta para cuidarse en el corazón de Barcelona.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: