inicio
Miércoles 13 de diciembre de 2017
28/01/2016
preparar para imprimir

Evitar el envejecimiento, ¿Qué peso tiene la genética?

 

La Genocosmética permite diseñar soluciones personalizadas para prevenir o reparar daños en el ADN relacionados
con la piel.

Diversos estudios científicos definen el envejecimiento como un “proceso progresivo, irreversible, intrínseco y universal, que padece todo ser vivo, como expresión de la interacción entre la genética del individuo y su medio ambiente”.

Evitar el envejecimiento o retrasarlo tanto como sea posible es uno de los caballos de batalla de la medicina actual.


La investigación a partir de la descodificación del Genoma Humano está descubriendo nuevas funciones de los genes, la relación entre ellos y cómo su acción influye en el funcionamiento del organismo. Ahora se sabe, por ejemplo, que el envejecimiento de las células puede atribuirse a la suma de factores externos (acumulación de daños por exposición
al sol, agentes procedentes de la contaminación ambiental) e internos como el nivel de producción hormonal y, por supuesto, la regulación genética.

Según un estudio de los investigadores Jordi Naval, Vicente Alonso y Miquel Àngel Herranz, publicado en Dovepress, “aproximadamente la mitad de la variación de envejecimiento de la piel puede atribuirse a factores genéticos, mientras que el resto se debe a factores no genéticos”. Efectivamente, los estudios llevados a cabo en los laboratorios PRIMA-DERM arrojan también estos resultados.


Este trabajo, que propone una clasificación de individuos según varios polimorfismos (mutaciones de genes) asociados a propiedades de la piel, concluye que “el uso de la firma genética para la identificación de las necesidades individuales de cuidado de la piel abre la puerta a tratamientos personalizados para poblaciones específicas”.


Un reciente estudio de la Universidad de Granada explica la teoría, según la cual, “se ha propuesto la existencia de genes
que codifican distintas funciones, genes con efectos beneficiosos en la juventud y perniciosos al envejecer”. Pero cada persona es diferente y también lo es su piel. De hecho, este trabajo universitario afirma que “existen unos 1.500 genes involucrados en el proceso de envejecimiento de la piel. Se trata de genes responsables de proporcionar humedad, capacidad antioxidante, elasticidad, y producción de melanina como protector de las radiaciones solares”.


Conocer estos genes y su expresión concreta en cada persona, permite buscar soluciones totalmente personalizadas al envejecimiento de la piel. A esto se dedica la Genocosmética. Se trata de dirigir la cosmética hacia el interior de las células epiteliales, para corregir las alteraciones que se producen en el proceso del envejecimiento. La cosmética basada en el análisis genético interviene en la activación de uno o varios genes, como por ejemplo, los que actúan en la síntesis de colágeno y elastina.


El programa único y exclusivo de genocosmética One.Gen/0,1, basado en el estudio personalizado del ADN, analiza hasta 105 variables genéticas que afectan directamente al aspecto de la piel. El programa también incluye un estudio epigenético que contempla un total de 23 variables dermatológicas y otras 28 que hacen referencia al estilo de vida.

Los resultados obtenidos del estudio describen las distintas alteraciones genéticas y derivadas del estilo de vida. One.Gen/0,1 crea una fórmula cosmética a medida y propone recomendaciones nutricionales y pautas de estilo de vida que complementarán el tratamiento.
El programa geno-cosmético One.Gen/0,1 consigue una reducción de hasta el 58% de arrugas en 21 días.
El programa One.Gen/0,1 está presente en farmacias especializadas y prestigiosas clínicas de medicina estética. Las personas que lo han escogido han conseguido resultados espectaculares.


Según la doctora Pilar Govantes, “hay personas que han acudido a mi consulta porque no les hacía efecto ninguna de las cremas cosméticas. Eso ha cambiado radicalmente con el tratamiento completamente personalizado porque, al conocer su genética se ha podido diseñar una crema según su código genético”. Las pruebas, in vivo llevadas a cabo en One.Gen/0,1 han obtenido resultados excelentes. Por ejemplo, en el caso de las arrugas, se ha conseguido una reducción de hasta un 58 % de tamaño, un 50 % de profundidad y un 12 % de la anchura después de 21 días de tratamiento.

El tratamiento completo incluye:


• Test de ADN, el más completo que existe en materia de piel en el mundo, que se lleva a cabo a partir de una muestra de saliva y el informe de resultados que se entrega con recomendaciones nutritivas y de estilo de vida.


• La crema preparatoria del cutis, GEN.PEEL


• GEN.ELIXIR, la crema creada con activos puros que responden a las necesidades específicas, según los resultados del estudio genético, los GEN BOOSTER, viales potenciadores ultraconcentrados de ingredientes.


• GEN.SINERGY, una emulsión hidratante que complementa el tratamiento.


El mejor tratamiento anti-aging para la piel es One.Gen/0,1. Cosmética genómica exclusiva y única para cada persona. “Lo que tu piel necesita, en la medida en que lo necesita y cuando lo necesita”. Un estudio genético sin comparación, único y personal, que descubre científicamente cómo tratar la piel para mantenerla joven y bella. No hay nada más verdadero, más exacto y más eficiente.

www.prima-derm.com



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: