inicio
Sábado 16 de diciembre de 2017
09/04/2015
preparar para imprimir

ENTIDADES BENÉFICAS MANTIENEN EL REFUERZO DE SUS SERVICIOS ASISTENCIALES DESBORDADAS POR LA GRAN DEMANDA DE AYUDA

 

La compañía gallega de distribución alimentaria Vegalsa-Eroski renovó un año más el convenio de colaboración establecido con más de una veintena de entidades benéficas gallegas, manteniendo así vigente su ayuda a los colectivos más desfavorecidos, recogiendo y distribuyendo de manera gratuita alimentos y artículos de primera necesidad entre los comedores sociales de Galicia. 

Con la firma de este acuerdo la empresa gallega se compromete a colaborar asiduamente con: Cruz Roja, la Cocina Económica de A Coruña, Santiago de Compostela y Ferrol, la Asociación Caridad Santiago Apóstol de Cangas, la Fundación Hospital Asilo Nuestra Señora dos Anxos de Ribadavia, RETO Coruña, RETO Asturias,

CASCO, REMAR, Proyecto Hombre, Sal de La Tierra, el Comedor la Esperanza, Sor Eusebia, los Hermanos Misioneros de los Enfermos Pobres de Vigo, el Banco de Alimentos de A Coruña, Santiago de Compostela, Vigo, Lugo y Ourense, el Banco de Alimentos Rías Altas, la Asociación Benéfica Renacer de A Coruña, Comedor Hermanas del Silencio de Vigo, Cottolengo Santiago, Parroquia de San Pedro de Mezonzo de A Coruña, el Hogar Santa Lucía, la Institución Benéfico Social Padre Rubinos de A Coruña y Fundación Amigos de Galicia. 

Este convenio se formalizó durante la celebración de la Jornada de Sensibilización Social organizada por las entidades benéficas gallegas, bajo el lema ‘Somos solidarios. Voluntad, la fuerza del cambio’, en la que se presentó el balance anual 2014 de las entidades participantes. 

En el marco de la Jornada de Sensibilización Social también se firmó un acuerdo de colaboración entre Vegalsa-Eroski y la Organización No Gubernamental Humana Fundación Pueblo para Pueblo para el fomento del reciclaje y el comportamiento sostenible a través de la instalación de colectores en los supermercados de la compañía para la recogida de ropa y calzado usados. La formalización del convenio corrió a cargo de la directora de Relaciones Instituciones de Vegalsa-Eroski, Gabriela González,  y del responsable del departamento de Promoción de Humana, Gustavo Pampín.   

 

Al 100% de su ocupación  

Durante la presentación de resultados correspondientes al año 2014, las entidades benéficas coincidieron en resaltar que un año más mantuvieron el 100% de su ocupación ante el incremento del número de usuarios que acuden diariamente a los comedores sociales, poniendo de manifiesto que la crisis no está remitiendo aún en la sociedad.   

Buen ejemplo de ello son los datos destacados por parte de algunas de las entidades sociales participantes, como por ejemplo la Cocina Económica de Ferrol que sirvió 111.844 raciones; la Institución Benéfico Social Padre Rubinos prestó 98.965 servicios; el comedor La Esperanza en Vigo repartió 55.558 comidas a lo largo del año; ‘La Sal de la Tierra’ dio de comer a 21.000 personas; y Casco prestó sus servicios a 12.557 usuarios. Por su parte Cruz Roja vio como sus programas de Lucha contra la Pobreza permitieron ayudar a 16.771 usuarios. 

Como el número de personas que demanda ayuda siguió incrementándose durante el último ejercicio, muchas entidades benéficas tuvieron que ampliar su horario, abriendo incluso los fines de semana. Un ejemplo de ello fue Casco, que además como novedad abrió un piso de acogida nuevo para la integración social ante el incremento de personas en riesgo de exclusión social con perfiles más variados y de todas las edades.   

El servicio de recogida de comidas también fue una constante durante el año 2014, como complemento a las comidas servidas en los comedores de entidades sociales como la Cocina Económica, La Sal de la Tierra o La Esperanza de Vigo.  Por su parte, la Fundación Hospital Asilo Nuestra Señora dos Anxos de Ribadavia destacó que durante el año 2014 aumentó el tiempo de permanencia en el lugar de las personas que acudían a la entidad demandando ayuda, muchos de los cuales ya llevan casi un año con ellos.   

En su caso, la Asociación Hogar de Sor Eusebia puso en marcha actividades no registradas anteriormente como el desarrollo de posibles proyectos de investigación y estudio y se planteó conseguir una informatización de la asistencia clínica que realiza, consiguiendo acceso al sistema IANUS en la asistencia in situ.   

 

Demanda de colaboración a empresas e instituciones público-privadas  

A pesar de que el contexto económico comienza a ser favorable, el balance refleja la importancia de que las empresas e instituciones público-privadas sigan colaborando con las entidades sociales para poder asistir al gran número de personas que siguen acudiendo a diario a sus comedores. 

Los portavoces de las diferentes entidades benéficas resaltaron el cambio de perfil percibiendo una tendencia de crecimiento de personas jóvenes, la mayoría con adicciones y/o problemas de salud, y personas de tercera edad que viven solas y que en muchos casos no quieren hacer uso de los recursos asistenciales. En el caso de Cotolengo, también mujeres con problemas de salud mental y parálisis que se hacen cargo de sus hijos. Destacaron, además, la evolución del perfil motivado por la pérdida de empleo, financiación y reducción de ayudas sociales y la familia usuaria del reparto de comida, cuyo perfil mayoritario obedece a una pareja con un hijo menor de edad, ambos adulto, parados de larga duración y con baja cualificación profesional.   

 



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: