inicio
Domingo 17 de diciembre de 2017
13/04/2016
preparar para imprimir

Diez falsos sanos alimentos de nuestra lista de la compra

El experto en nutrición Ata Pourimini, te enseña a leer las etiquetas de los alimentos

Lo último han sido las advertencias de la Organización Mundial de la Salud en cuanto a los efectos adversos de las bebidas gaseosas en nuestra Salud. Afectan, sobre todo, a los niños, siendo uno de los factores determinantes en el aumento de peso generalizado de la población de todo el mundo.

Los gobiernos han comenzado ya a tomar medidas en el asunto, aumento los impuestos sobre este producto, lo que le encarece y aleja de su consumo diario.

Pero no se trata sólo de los refrescos azucarados. En las preocupantes cifras de la obesidad, que en 2014 hablaban de 1900 millones de adultos con sobrepeso en todo el planeta, de los cuales 600 eran obesos, hay un reparto de la culpa entre la vida sedentaria y la mala alimentación. Según la propia OMS, es sencillo : un desequilibrio la causa fundamental es un desequilibrio energético entre las calorías consumidas y las gastadas.

Dichas calorías son especialmente dañinas si proceden además de azúcares industriales, grasas saturadas y grasas trans.

Muchos consumidores lo saben y tratan de sortear los productos que las contienen, pero, según asegura el experto en nutrición Ata Pourami, el marketing de la industria alimenticia reiventa los conceptos para continuar vendiendo estos productos.

El autor de “Tú eres tu Medicina” ha identificado en las estanterías de los centros de venta diez “falsos alimentos sanos”. Esto es, alimentos que, según su eslogan de venta confunden, poniendo el acento en una propiedad supuestamente saludable y escondiendo a la vez otras que no lo son tanto.

  1. Productos de bollería enriquecidos con Omega 3

Ata Pouramini explica que el Omega 3 que nos ayuda a aumentar el llamado colesterol bueno es el de orígen animal, presente en los pescados azules.

Para obtener algún beneficio del que aparece en las galletas, por ejemplo, tendríamos que tomar una cantidad excesiva. También , por lo tanto, de azúcar, grasa y sal.

  1. “Con el zumo natural de la fruta”

Este eslogan suele estar detrás de zumos envasados , llenos de azúcar artificial y con colorantes y conservantes que poco aportan al crecimiento infantil.

El jugo natural que llevan es ínfimo.

  1. Vegetales sin colesterol

Con esta propiedad, con la que se suele etiquetar a las margarinas, se esconde un producto altamente procesado, nada saludable. Hay que recordar que los vegetales  no tienen colesterol.

  1. Sin azúcar añadido”

El producto ya presenta altos niveles de azúcar. No hay por qué añadirle más.

  1. “Libre de grasas”

De acuerdo. Pero : ¿Y de azúcares? Estos aportan muchas calorías y engordan. Además, cuidado con los aceites hidrogenados y sus grasas trans Son muy peligrosas para la salud.

  1. “Con pollo y huevos de corral”

¿De qué corral? ¿En qué condiciones están y qué comen esos animales? Es un mensaje ambiguo, asegura el experto, bajo el que pueden esconderse unas condiciones muy malas de los animales.

  1. Con la etiqueta de Light

Se han detectado edulcorantes insanos en su composición química.

  1. Contiene Tofu

La supuesta bondad del tofu es una de las mayores leyendas urbanas de la alimentación, según Ata Pouramini. El tofu procede es un producto altamente procesado que procede de un desecho de la proteína de la soja.

  1. Con leche de soja

Otra leyenda urbana. El experto aclara que una cosa es alubia de la soja o sus brotes, sanos y ricos en calcio, magnesio y vitamina E , y otra los productos derivados de la soja. Yogures, leche y otros han sido puestos en cuarentena por entidades como la Asociación Diatética de Gran Bretaña, que recomienda evitarlos en la alimentación infantil.

  1. Cantidades y tamaños

Por último, ojo a los tamaños que aparecen en las etiquetas y que relacionan, por ejemplo, la cantidad ingerida con las calorías del alimento. Pero se habla en miligramos, no en cantidades reales de consumo, como un plato o una ración.

Por lo tanto, mucho cuidado con la letra pequeña de las etiquetas, con la falta de información, los datos sesgados y, en algunos casos, como se ve, con las bondades  que se destaca. No se trata de no consumir ciertos productos, sino de hacerlo siempre desde el conocimiento y la moderación.

Ata Pouramini es autor del libro “Tú eres tu medicina” y “El gato persa que quería comer caviar”.

Es orientador en salud, experto en nutrición y uno de los quiroprácticos más reconocidos . Tiene en Valencia una de las consultas más importantes del mundo. Estudió Nutrición en la Oxford Brooks University, es Licenciado en Ciencias Humanas, Master en Ciencias Quiroprácticas, Doctor en Quiropráctica  y miembro de la Asociación Española de Quiropráctica. 



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: