inicio
Sábado 16 de diciembre de 2017
19/07/2016
preparar para imprimir

Culto al placer sensorial en el nuevo espacio gastronómico de Villa-Lucía

 
 
    

La excelencia en los detalles, el irresistible menú a base de productos ‘Kilómetro 0’ y la exquisita atmósfera vitivinícola atrapan al viajero desde que pone pie en el recinto.


El espacio gastronómico del Centro Temático del Vino Villa-Lucía promete un viaje a través del mundo del vino recorriendo todos los sentidos. De la mano de una cuidada selección de referencias pertenecientes a varias D.O., entre las que sobresalen los vinos de la D.O.Ca Rioja, el asador-restaurante comandado por el chef Juan Antonio Gómez ofrece una auténtica experiencia gastronómica que supone una verdadera apuesta por el deleite sensorial.


La tradición en la cocina vasco-riojana alcanza su máxima expresión a través de platos innovadores a base de materias primas locales, que conceden absoluto respeto al producto y tienen como objetivo proporcionar una estancia inolvidable.


Conocer el vino es amarlo. Cuando el visitante cruza la puerta del Centro Temático Villa-Lucía, en Laguardia, ya puede percibir un total homenaje al mundo vitivinícola que se materializa en un ambiente plagado de detalles, que invita a perderse en todo este espacio multidisciplinar de más de 10.000 m2. Todos los procesos de elaboración del vino se ven representados por medio de atractivos modelos de interpretación, hologramas y divertidos acertijos interactivos. Todo culmina dando paso al fin último para el que se elabora esta bebida universal, donde todo lo anterior cobra sentido: ser partícipe de sus matices, color, olor y sabor en consonancia con la mejor gastronomía de Rioja Alavesa.


Para disfrutar hay que sentir. Para sentir hay que probar. No necesariamente algo tangible; basta con adentrarse en el nuevo espacio gastronómico de Villa-Lucía, que abrió sus puertas el pasado 2 de abril, para sumergirse en una atmósfera que destila vino por todos sus costados. Su techo, confeccionado con tablas de barrica dispuestas a modo de manto de madera, provoca que el comensal ansíe una tormenta de vino ante una puesta en escena tan verosímil.

El resto del mobiliario invita a ponerse en la piel de los bodegueros que dignificaban el sector siguiendo los cánones de la industria bodeguera del primer tercio del siglo XX. A través de una decoración vintage industrial con predominancia de hierro y madera, el cliente podrá disfrutar de los mejores platos de este nuevo espacio, elaborados por el afamado y premiado chef Juan Antonio Gómez, en el comedor principal y el privado, -reservado para reuniones, celebraciones y comidas más íntimas-, con idéntica decoración.

Antes de degustar cómodamente la carta en estas salas, el viajero tiene la opción de abrir el apetito en el Wine bar tomando un vino de la D.O.Ca Rioja o de elegir entre la variedad de denominaciones de origen disponibles, al tiempo que saborea uno de los pintxos que aportan color y gastronomía en miniatura a la barra. Abierto desde las 10.30 horas, este funcional espacio es la antesala idónea para crear expectativa de lo que está por llegar.

Con una cocina que bebe de la tradición vasco-riojana y que otorga especial importancia a la parrilla, la carta del espacio gastronómico Villa-Lucía se centra en el profundo respeto al producto local, de ‘Kilómetro 0’, de baserri-caserío y Eusko Label. El protagonismo de las raíces culinarias locales, marcadas por Luchi Santamaría con sus recetas tradicionales, se ve plasmado con la apuesta por las materias primas de la Sierra de Cantabria y la Montaña Alavesa, como la carne de vacuno y corderito lechal.

Verduras, platos de cuchara, pescados, carnes y postres caseros se trasladan con una disposición irresistible que no los desprovee de su esencia. La experiencia y el saber hacer del equipo de cocina, liderado por el chef Juan Antonio Gómez, cuida con mimo la elaboración y presentación de todas sus propuestas para que el comensal no piense en otra cosa que no sea disfrutar. De igual modo, no habría otra alternativa teniendo ante la mirada su apetecible y delicioso menú.

Una vez aposentado y comandado, el viajero sabe lo que ha pedido pero no con qué le va a sorprender Villa-Lucía. Los entrantes, más prestados a la innovación en la presencia, rompen los esquemas del cliente al ser desvelados. Comenzar con un Pudding de cabracho, unas asombrosas Croquetas de txuleta, un Carpaccio de novilla Eusko-Label con láminas de queso y helado de AOVE, Pulpo braseado sobre parmentier de patata o una Ensalada de verdel marinado y virutas de foie puede ser un estupendo preámbulo para recibir el plato fuerte de la casa.

Como no podía ser de otra manera, la elección por excelencia de las viandas principales pasa por disfrutar con calma del plato estrella de la zona, una Txuleta de ternera vasca que sale de cocina poco hecha y en varios cortes junto al hueso, dispuesta a pasar unos momentos en la parrilla portátil para quienes así lo deseen, a golpe de carbón y madera de cepas y sarmientos. Los menos carnívoros se podrán decantar por la elección de productos del mar, como sus ricas Anchoas del Cantábrico o su pescado diario de lonja, siempre dejando un hueco para el postre, pues merece mención especial.

En Villa-Lucía se respira tradición en cada rincón, por supuesto también en sus postres, inspirados en las recetas de Luchi Santamaría. Su famosa Torrija a la crema, un clásico de la casa a la hora de poner el broche a una experiencia inolvidable, puede ser una gran alternativa para el final junto con la Tarta de queso ‘a la inversa’, con el crujiente en su cúspide y la mermelada de arándanos en la base o el Goxua, postre por antonomasia en territorio de Rioja Alavesa.

El maridaje de estas deliciosas propuestas gastronómicas se puede llevar a cabo con una cuidada selección de referencias de varias D.O., entre las que destacan los vinos de la D.O.Ca Rioja, abanderados de esta zona y con un reconocido prestigio a nivel nacional e internacional. La sobremesa se presta a recrearse tomando café o un refrescante combinado de entre la gran variedad de marcas Premium en el mismo comedor o en la terraza exterior si el tiempo lo permite. Sus zonas ajardinadas, salpicadas con aperos de labranza y artículos relacionados con el cultivo de la vid, son una auténtica maravilla para la vista, que alcanzará su plenitud al alzarse y contemplar la imponente Sierra de Cantabria en el horizonte.

El Centro Temático del Vino Villa-Lucía, también destino como Centro de Convenciones y eventos del sector MICE, fue el lugar elegido por la familia del famoso fabulista Félix María de Samaniego para su recreo y esparcimiento. Rodeado de viñedos y bodegas y apto para cualquier momento del día, cuenta con multitud de propuestas para conocer el ámbito vitivinícola desde todas sus ópticas. Su atmósfera envolvente y su completo Museo del Vino demuestran su apuesta por la integración del turismo familiar con el resto de disciplinas. En este sentido, destaca su especial atención a las familias y a los niños, para quienes se ha diseñado una propuesta culinaria compuesta por pizzas artesanas, pollo de corral, hamburguesas caseras o brochetas.

Además, regularmente se ofrecerán actividades específicas para los más pequeños. Para comenzar se han diseñado diferentes talleres que atraparán su curiosidad y desarrollarán su creatividad, entre ellos Talleres de Coctelería y el Taller de Cocina, guiados por prestigiosos profesionales en cada uno de estos campos.

Con estas actividades se apuesta por la integración del turismo familiar con el resto de disciplinas de Villa-Lucía. Niños y jóvenes dispondrán, por tanto, de un lugar para el esparcimiento una vez hayan terminado la comida o si está la familia pasando un buen rato visitando el Centro de Interpretación-Museo y conociendo la experiencia en 4D ‘En tierra de sueños’ o, simplemente, degustando gastronomía y vinos.

El complejo contará también con una nueva tienda, que dará a los visitantes la oportunidad de adquirir tanto vinos de la comarca como productos gastronómicos locales, de ‘Kilómetro 0’ y Eusko Label, así como utensilios, instrumentos y merchandising relacionados con el mundo del vino y de los Vinfos (duendes del vino de arraigada tradición en el territorio).


Cursos de cocina, actividades enogastronómicas y enoturísticas, showcooking, talleres gastronómicos, reuniones, degustaciones y presentaciones de productos completan la agenda de actividades que se llevan a cabo en el nuevo espacio gastronómico Villa-Lucía, compartiendo así un objetivo de divulgación de la cultura enoculinaria de Euskadi, que funde enogastronomía, cultura, ocio, turismo familiar y negocio en un mismo espacio que no pasa desapercibido para los sentidos.

 

Sobre Centro Temático del Vino Villa-Lucía.
Ubicado en la villa medieval de Laguardia, en pleno corazón de Rioja Alavesa, es un espacio multidisciplinar que engloba un área de carpas climatizadas, amplias zonas ajardinadas, restaurante, servicio de catering, centro de convenciones y museo, conformando un espacio temático interactivo que gira en torno al vino. Como novedad, su exclusiva sala 3D con efectos 4D reales, que exhibe el cortometraje ‘En tierra de sueños’.


www.villa-lucia.com



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: