inicio
Sábado 16 de diciembre de 2017
13/01/2016
preparar para imprimir

Cruz de Alba, simplicidad y pureza en su nueva imagen

 

Este Ribera, que se crea con la viticultura biodinámica, una corriente que se identifica con el respeto por la naturaleza y por los fundamentos ecológicos, ha querido adecuar su botella a la singularidad del vino.


Cruz de Alba tiene mucho que contar y quiere transmitirlo desde el momento en que el consumidor tenga su primer contacto visual con la botella. Con esta nueva presentación, la bodega ha querido adecuar la imagen de su botella a la singularidad del vino, que es puro reflejo del terruño de la finca en Ribera del Duero donde intervienen sólo cuando la naturaleza lo va dictando.


Simplicidad y pureza que también es compartida por la etiqueta, en la que se ha utilizado el color natural de un papel de gran textura algodonosa. La cruz, hecha con hojas de vid en otoño, es el elemento central de la etiqueta frontal, y rinde tributo a la hoja, uno de los cuatro elementos de la viticultura biodinámica, en la que la bodega se apoya para interpretar el viñedo. Asimismo, el perfil de la etiqueta no son líneas rectas, tiene ese toque artesanal tan presente en este vino: hecho a mano.


Pocas son las botellas que cada año nos regala el viñedo, y como todas y cada una de ellas son muy importantes, se numeran, haciendo gala de ese momento único que se comparte al abrir una de ellas.


Viticultura biodinámica
Cruz de Alba en Ribera de Duero está elaborado con la mejor uva Tempranillo, cosechada en un paraje inigualable como es el Pago de los Hoyales, junto a Peñafiel. Y realizado a través de la viticultura biodinámica, una corriente casi filosófica, una manera de entender la vida que desde Bodegas Cruz de Alba se identifica con el respeto por la naturaleza, por los fundamentos ecológicos y por la calidad del vino.
Una filosofía con seguidores y detractores, pero en Bodegas Cruz de Alba es entendida como el máximo respeto a la naturaleza y la búsqueda de la máxima calidad. Según Sergio Ávila, enólogo y gerente de Cruz de Alba: “La biodinámica no es más que la interpretación del momento vital en el que se encuentra la planta, el vino, la tierra y los planetas, para hacer las aportaciones más adecuadas. En definitiva, es saber jugar con la gravedad y la levedad para obtener mejores resultados y no por sutiles menos importantes”.
Precio: 15,95 euros


Ficha de Cata


Cruz de Alba es un vino de corte moderno, con un perfil más afrutado. El uso comedido de madera hace que este vino sea un producto más equilibrado y estructurado.


Variedad
100% Tempranillo


Vendimia 2013
El de 2013 fue, sin duda, un año complicado. Aunque la brotación de la vid se adelantó brevemente, las temperaturas que se registraron durante la primavera, con valores más bajos de lo habitual, retrasaron ligeramente el ciclo de cultivo, lo que ayudó a luchar contra algunas enfermedades. A un Julio y Agosto de temperaturas normales, le siguió un Septiembre
relativamente frío. La segunda quincena de Octubre fue particularmente buena en temperaturas y una óptima maduración llegó finalmente. Gracias a una cuidada selección durante la vendimia, hemos conseguido de nuevo un altísimo nivel en la calidad de Cruz de Alba Calificación Oficial Consejo Regulador Origen: BUENA


Elaboración y Envejecimiento
Después de la fermentación a temperatura controlada, este vino permaneció 15 meses en barricas nuevas de roble francés en su mayoría, con algo de roble americano también. Tras el embotellado permanece unos meses en botella redondeándose.


Notas de cata
Buena intensidad de color y se aprecian aromas muy frutales de frutas rojas y cerezas maduras con toques a regaliz, cedro y mentoles sobre un característico fondo de recuerdo mineral. En boca es jugoso y fresco con recuerdos a frambuesas, cobertura de chocolate y grafito. Tiene un sedoso paso en boca con un final armónico y envolvente.


Maridaje y servicio
16-18ºC. Acompaña tapas y picoteo ligero de carnes ahumadas, carpaccio de ternera o quesos blandos.


Sobre Bodegas Cruz de Alba
Bodegas Cruz de Alba, situada en el entorno de Peñafiel, cuenta con 40 hectáreas de viñas, cuya plantación comenzó en 1963, en espaldera y a una altura de 700 metros de altitud en suelos franco arenosos muy pobres. El viñedo cuenta con unas condiciones inmejorables para la producción de vino de calidad. Además, existe una considerable proporción de viña vieja, lo que ayuda a la hora de obtener vinos con un marcado carácter.
Son numerosos los premios que ha recibido la bodega. Cruz de Alba se incluyó en la lista Parker 2011 en la selección de los vinos mejor puntuados, recibió las Medallas de Oro en el International Wine Challenge y en el Challenge International du Vin 2011 y la Plata en el concurso Tempranillos al Mundo 2010.

www.cruzdealba.es



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: