inicio
Domingo 17 de diciembre de 2017
19/05/2016
preparar para imprimir

Los consumidores españoles, los más concienciados con el origen sostenible de los alimentos

 

Los consumidores españoles cada vez están más concienciados con el cuidado del medio ambiente y consideran que los ingredientes de origen sostenible no sólo mejoran el entorno natural sino también el sabor de sus platos.

Así lo pone de manifiesto el Ier Estudio sobre Agricultura Sostenible de Knorr, que incluye los resultados de un estudio realizado en España y otro a nivel internacional,con una muestra superior a 2.300 encuestados en nuestro país, y que analiza la percepción y hábitos de los consumidores.

El estudio forma parte de las iniciativas de sensibilización del Programa de Agricultura Sostenible de Knorr, que tienen como objetivo reducir el impacto medioambiental, contribuir a la biodiversidad y al desarrollo económico de entornos locales, haciendo que los alimentos sostenibles sean de consumo diario en los hogares.

Los españoles son los europeos que más se plantean la compra de alimentos sostenibles
El 65% de los consumidores considera relevante que los ingredientes de la lista de la compra procedan de la agricultura sostenible y un 79% destaca la diferencia entre este tipo de alimentos y los de origen convencional.

Según explica Ana Palencia, directora de Comunicación y responsable en Europa de RSC de Unilever: “Se observa una tendencia de consumo favorable a los alimentos elaborados con ingredientes sostenibles en toda Europa. El consumidor asocia la agricultura sostenible con el cuidado del entorno natural y también con una mayor calidad y sabor de los platos; valores añadidos a los que cada vez se les da más importancia”.

El estudio permite comparar el grado de concienciación por este tipo de alimentos entre los consumidores europeos. Los consumidores españoles (un 81%) son los europeos que más se plantean la compra de productos con ingredientes de origen sostenible; por delante de franceses (53%), alemanes (53%) o ingleses (30%).


Una agricultura que cultiva el sabor
Los españoles (un 69%) junto con los franceses (73%) son los que más destacan el sabor como valor de los alimentos con ingredientes sostenibles por delante de alemanes (57%) e ingleses (48%).

Una diferencia que se explica por la forma y tiempo de recolección de verduras y hortalizas en la agricultura sostenible tal y como explica Jaume Drudis, chef y director culinario de Unilever: “Los tomates se cultivan en un campo abierto, se dejan madurar lentamente al sol, se les añade el agua necesaria para conseguir el sabor más dulce y se recogen cuando están listos. No solo se consigue un mejor sabor sino también un menor impacto en el medio ambiente”. Dedicar tiempo a la selección de semillas es otra de las tareas de todo agricultor sostenible; en el caso de Knorr se han probado 145 semillas hasta dar con las 3 que finalmente se emplean en sus recetas, explica Drudis.


Gracias a sus procesos de excelencia y el respeto al medio ambiente, la agricultura sostenible se ha hecho un hueco en la alta gastronomía: “Los chefs siempre damos mucha importancia al equilibrio entre la calidad de los ingredientes y el sabor de los platos. Y las verduras y hortalizas cultivadas de forma sostenible son la mejor opción a la vez que contribuimos a mejorar nuestro entorno natural y damos ejemplo de ello”.

Más concienciación para un futuro más sostenible
Junto con el sabor, el beneficio que más destacan los europeos de los alimentos que proceden de la agricultura sostenible es el cuidado del entorno natural. En nuestro país, el consumidor de entre 25 y 39 años es el que tiene mayor conocimiento sobre la agricultura sostenible y destaca su valor para el medio ambiente y la alimentación.

Una concienciación que cada vez es mayor según apunta José Luis Gallego, naturalista y divulgador medioambiental: “La sociedad cada vez está más dispuesta a cuidar del medio ambiente a través de acciones cotidianas como la compra en el supermercado. Escoger alimentos elaborados con ingredientes sostenibles es una rutina que, junto con otros hábitos como el reciclaje, contribuyen a ser más responsables con el entorno”.

José Luis Gallego explica cómo los agricultores sostenibles ayudan a proteger los cultivos y la vida de los animales: “Aliarse con la naturaleza en lugar de intentar sustituirla es una gran idea. La agricultura sostenible consiste en hacer las paces con la tierra, con los seres vivos que la habitan, con los animales y las plantas, para convivir en armonía. Los pájaros, los insectos, hasta los más pequeños invertebrados son los mejores aliados del agricultor sostenible”.

El cuidado de la tierra y de su biodiversidad y la dinamización de entornos locales y económicos son beneficios de la agricultura sostenible que cada vez son más apreciados por la sociedad: el 79% de los españoles cree que es importante que las organizaciones internacionales contribuyan a fomentar las prácticas sostenibles en la agricultura.

Este dato pone en valor iniciativas que quieren contribuir a un mundo más sostenible a través de la alimentación como el Plan de Agricultura Sostenible de Knorr, que en 2020 se ha marcado el objetivo de que el 100% de sus ingredientes sean de origen sostenible, con el fin de que sus consumidores puedan saborear sus recetas a la vez que cuidan del medio ambiente.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: