inicio
Martes 12 de diciembre de 2017
28/04/2016
preparar para imprimir

Castru El Gaiteru: el arte de cuidar y respetar el producto

Cremoso de chocolate y frambuesa con sorbete de mandarina
Cremoso de chocolate y frambuesa con sorbete de mandarina
          
 

Hay lugares muy especiales que desde la primera visita se convierten en una apuesta segura. Y CASTRU EL GAITERU (Ería de la Vega, s/n. Celorio, Llanes. Tlfno. 985 40 20 25) es uno de ellos porque conquista al comensal al primer bocado. Producto excepcional, cocina de sabor con un punto creativo, ambiente marinero cerca del mar… y tres especialidades absolutamente irresistibles: pescados a la brasa, carne a la parrilla y creativas tapas.

El joven chef asturiano Pedro Noriega y su mujer Marisa Mijares, responsable de sala, están al frente de este restaurante donde el producto es el protagonista absoluto, ¡y qué producto! Navajas, erizos de mar, bogavantes, besugos, rodaballos, carnes rojas gallegas... Pedro siempre busca la cercanía de las materias primas, dando el valor que se merece esa magnífica despensa norteña.

No es de extrañar que uno de los grandes reclamos de CASTRU EL GAITERU sean sus impresionantes pescados a la brasa. Hay para todos los gustos: besugos, rodaballos, salmonetes, lubinas, verdeles, sardinas... Se preparan despacio y con mucho mimo para que se impregnen del aroma a madera, para que se doren manteniendo la jugosidad. Ya son famosos en la zona, ¡y no solo por lo exquisitos que están! Además, la relación calidad-precio es increíble.

Aquellos que sean más carnívoros que piscívoros no podrán resistirse a la espectacular carne a la brasa. El catador de carne donostiarra Imanol Jaca -de “Txogitxu”- es el proveedor del restaurante, y se ocupa de seleccionar la mejor carne de vacas gallegas gordas y viejas. Son chuletones (con corte exclusivo) de muchísima calidad y con un sabor peculiar (y delicioso), ya que esas vacas se han alimentado de forma totalmente natural.

Otra de las grandes especialidades del restaurante son las tapas de toda la vida, pero con un toque muy personal: Ensaladilla rusa con ventresca de bonito del norte; Merluza a la romana y emulsión de mejillones en escabeche… Pero también otros platos creativos como el  Gofre de hojaldre con berenjena asada, olivas negras, boquerón y salsa romescu. O, cómo no, postres impresionantes como el Cremoso de chocolate y frambuesa con sorbete de mandarina… Pedro busca el sentido común por encima de todo, y por eso su cocina es tan equilibrada y sabrosa.

Para acompañarlos, propone una selección de bebidas muy atractiva, con una singular recopilación de cervezas artesanas asturianas y vinos de la zona (genial maridaje de proximidad). Por supuesto, esta selección también incluye referencias de otras regiones de España, y champagnes franceses de pequeños productores.

Esta experiencia se disfruta a tan solo unos pasos del mar Cantábrico. Merece la pena destacar la labor de Marisa en la decoración del restaurante -de inspiración marinera- y su bonita terraza: muy sencillo todo pero con preciosos detalles -peces que “nadan” por las paredes, cuadros, vajilla…-. Sin duda, CASTRU EL GAITERU es una (triple) apuesta segura.

El restaurante tiene capacidad para 35 comensales en sala y 36 en el porche y 36 en terraza. El precio medio es de 20 € tapeando y 40 € si son pescados o carnes a la brasa. Horario: 13,30 a 16,00h y de 20,30 a 23,30h. Cerrado miércoles día completo.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: