inicio
Lunes 18 de diciembre de 2017
15/04/2015
preparar para imprimir

El Capricho de Ópera, un restaurante sólo apto para los más caprichosos

 

En un ambiente ecléctico con una clara influencia british nace el Capricho de Ópera. Un lugar que demuestra que la calidad y la cantidad no van reñidas con el precio y donde se puede disfrutar de una de las zonas más históricas y emblemáticas de la capital: El Madrid de los Austrias. 

Situado en la calle Amnistía 6, en pleno centro de Madrid, pero alejado de la masificación. Delimitado por lugares tan simbólicos como la Puerta del Sol, el Teatro Real o la Plaza Mayor, la exigente carta del Capricho de Ópera ofrece un auténtico recorrido por la gastronomía mundial sin olvidar la calidad de la materia prima.  

Los creadores de la carta del Capricho se han propuesto que sus comensales disfruten de la infinidad de olores y sabores que puede llegar a ofrecer la gastronomía. Una selección en la que sus propietarios han querido huir de una extensa variedad para centrarse en una veintena de platos y demostrar así que menos es más.  

Para comenzar, un auténtico hummus, en el que destaca la suavidad y la integración de sus ingredientes. Impensable no pararse en la elaboración y presentación de sus patatas bravas, su salsa cumple las expectativas de cualquiera. Una excelente opción también son sus croquetas: alabadas por la clientela, son el orgullo del chef. Sus sabores varían todas las semanas: morcilla y pera, queso Idiazábal, pulpo a la gallega, entre otros.  

Se puede continuar con un tartar de lomo de atún rojo, acompañado de aguacate, parte del éxito de su resultado es el sabor y la frescura de su ingrediente principal. Otra alternativa, esta vez de procedencia peruana, es el ceviche, pescado de primera calidad con el toque picantón del chile serrano.  

En la sección de las carnes, un auténtico rabo de toro, como los de antes, en él se aprecian sus horas a fuego lento. Otro plato con carácter es su versión del pollo massala, deliciosos solomillos de pollo crujientes con cereales en los que predomina el sabor de sus especias indias. Para los más desenfadados, no pasa desapercibido Don Pepito, un churrasco de lomo alto con mostaza de Dijon y queso parmesano. Y si lo que se busca es el sabor de la buena carne, nada mejor que un chuletón a la parrilla, procedente de Ávila.  

Para terminar, postres caseros: una suave tarta de queso acompañada de una reducción de frutos rojos o un apple crumble: en su sabor se nota la procedencia de la receta, un secreto bien guardado de la bisabuela británica de uno de los propietarios.   

Tampoco pasa desapercibida su propuesta para el almuerzo de martes a viernes: un plato del día, muy atractivo para el público que vive y trabaja en la zona. Auténtica comida casera, pensada al detalle y a un precio que no deja indiferente a nadie (7,50 euros). Incluye plato principal, bebida, café o postre. 

Algo de lo que no se olvidan en El Capricho es del buen servicio. La cuidada atención del jefe de sala, otro de los propietarios del local, hace sentirse como en casa.  

El espacio se encuentra dividido en tres zonas destacadas: a la entrada, una zona chill out, muy confortable, habilitada para disfrutar de los momentos más after (after lunch, after work y after dinner). Algunas mesas bajas, distribuidas a lo largo de la sala y al fondo, mesas altas, donde degustar de manera más informal su oferta de carta y coctelería, en la que destacan sus gin tonics, elaborados con paciencia y delicadeza o su auténtico mojito cubano. 

EL CAPRICHO DE ÓPERA tiene capacidad en sala para 30 comensales. El precio medio es de 20 euros. Precio plato del día: 7,50 euros. Horario: martes-sábado de 12,30 a 02.00h; domingos de 12,30 a 17.00h. Cierra los domingos por la noche y los lunes. Teléfono: 91 143 72 30.

www.elcaprichodeopera.es 

 



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: