inicio
Domingo 17 de diciembre de 2017
19/02/2016
preparar para imprimir

Las bodegas analizan en Logroño los riesgos y oportunidades en materia fiscal ante el nuevo horizonte político

 
 
  

La Federación Española del Vino (FEV) en colaboración con el Grupo Rioja organizaron ayer en Logroño una jornada para analizar los riesgos y oportunidades para las bodegas españolas en materia fiscal y su relación con las políticas de salud pública desde una perspectiva nacional y comunitaria.

Tras la apertura a cargo del presidente de la FEV, Christian Barré, y el del Grupo Rioja, Fernando Salamero, intervinieron Ignacio Sánchez Recarte, secretario general de la principal asociación bodeguera en Europa, el Comité Europeo de Empresas del Vino (CEEV). En su presentación, Sánchez Recarte desgranó la cara y la cruz de las principales iniciativas que actualmente se debaten en Bruselas y que podrían tener un notable impacto sobre el sector del vino.

Del lado positivo, se refirió a la revisión que actualmente se está llevando a cabo del funcionamiento y disposiciones actuales de los movimientos intracomunitarios de productos sujetos a accisas que han sido puestos al consumo, con vistas a la posible modificación de la Directiva 2008/118 sobre Impuestos Especiales. Desde el CEEV se muestran partidarios a una simplificación de la comercialización, especialmente en lo que respecta a ventas directas y ventas a distancia en la UE, aunque desde una posición vigilante para que el nuevo sistema limite al máximo la posibilidad de fraudes y discriminaciones entre operadores.   

 

En el otro lado de la balanza, el secretario general del CEEV comentó los intentos de algunos países como Irlanda o Escocia de establecer precios mínimos al alcohol bajo el pretexto de luchar contra el consumo abusivo de bebidas alcohólicas. Estas iniciativas se han encontrado sin embargo con el posicionamiento en contra del Tribunal Superior de Justicia de la UE, que cuestiona su legalidad por restringir el comercio y la libre competencia.

 

A continuación, el secretario general de la FEV, Pau Roca, analizaba la actual situación de incertidumbre política en España y sus posibles repercusiones en la evolución de las cuestiones fiscales que podrían afectar a las bodegas, poniendo como ejemplo el caso de Grecia, donde recientemente han aumentado las accisas sobre el vino, lo que tiene especial transcendencia al ser un precedente entre los países tradicionalmente productores de vino, que en su mayoría cuentan con tipo cero.

 

Al respecto, Roca recordó el intento del anterior Gobierno de aumentar los impuestos especiales utilizando como pretexto motivos de salud pública a través del llamado Informe Lagares, que finalmente fue descartado tras la reacción del sector a través de la FEV, poniendo en cuestión la validez y el rigor de los argumentos planteados en dicho documento.

 

El secretario general de la FEV repasó además las propuestas de los principales partidos políticos con opciones a gobernar que, si bien no citan específicamente al vino, si plantean en muchos casos aumentar la recaudación del Estado por la vía impositiva, lo que podría acabar afectando al sector vino y provocando una pérdida de competitividad de las bodegas españolas 

 

Frente a esta situación, señalaba que la FEV va a seguir defendiendo el statu quo en fiscalidad para el sector del vino, que actualmente refleja el buen funcionamiento del sistema de impuestos especiales en toda la UE y reduce al mínimo los riesgos de discriminación y la incertidumbre entre las diferentes categorías bien establecidas de bebidas alcohólicas.

 

En este sentido, subrayaba la importancia de seguir defendiendo la especificidad del vino y sus mensajes propios y diferenciados como alimento de la Dieta Mediterránea para evitar ser vistos simplemente como un producto con contenido alcohólico, al tiempo que se  buscan alianzas con sectores estratégicos que compartan objetivos comunes. 

 

Por último, abogó por redoblar esfuerzos para incrementar la prevención del consumo abusivo entre menores y adultos, continuando con el impulso en España del programa europeo Wine in Moderation, que transmite a los consumidores y a la sociedad los valores del vino y sus pautas de consumo ligadas al disfrute pausado y moderado.

 

La jornada finalizaba con una mesa redonda moderada por el director general del Grupo Rioja, José Luis Benítez que servía para abrir el debate sobre las cuestiones anteriores a las bodegas presentes en el encuentro. Tras ella, el director de Desarrollo Rural del Gobierno de La Rioja, Daniel del Rio, cerraba la sesión asegurando que el sector de vino puede contar con el apoyo del Ejecutivo riojano y ha apostado por hacer hincapié en la educación al consumidor en lugar de aplicar modelos basados en la prohibición y las restricciones.  



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: