inicio
Domingo 17 de diciembre de 2017
13/11/2015
preparar para imprimir

Abadía da Cova auna investigación y tradición para afianzar su posición en el mercado nacional e internacional

 
 
  

Abadía da Cova orienta su estrategia a unir tradición e investigación para afianzar su posición en el mercado nacional e impulsar la comercialización de sus vinos en países en los que ya está presente: Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Reino Unido, Suecia y Finlandia. Paralelamente, explora nuevos mercados para iniciar las exportaciones en la búsqueda de consumidores que valoren positivamente los vinos que representan en copa la máxima expresión del terruño. 

La bodega de la Ribeira Sacra y el Grupo de Viticultura de la Misión Biológica de Galicia, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han puesto en marcha proyectos de investigación, siempre con el objetivo de desarrollar una viticultura poco intervencionista en el viñedo y producir vinos ligados a la tierra en los que se extraiga todo el potencial de las variedades tradicionales, principalmente Mencía. En su elaboración, Abadía da Cova continúa poniendo en práctica los legendarios procesos de la viticultura heroica, con los viñedos ubicados en fuertes pendientes de muy difícil acceso, entre profundos valles fluviales en los que se mezclan suelos arcillosos, graníticos y pizarrosos, ricos en minerales con un clima mediterráneo con influencia atlántica.

Fundada en 1958 en el conocido como “Cabo do Mundo”, Abadía da Cova busca transmitir en sus vinos esa personalidad que le proporcionan las 20 hectáreas de viñedo propias ubicadas en un enclave único.     

En colaboración con el CSIC, y con financiación CDTI, la bodega ha optado por la viticultura de precisión instalando en sus viñedos una red de sensores inalámbricos que transmiten información continua en tiempo real sobre múltiples parámetros ambientales, del suelo y de la planta (temperatura, humedad ambiental, humedad foliar, precipitación, radiación solar, etc.). Entre los objetivos del proyecto, destacan los siguientes: estudiar el efecto de la aplicación de distintas cargas (yemas de poda) sobre la calidad de la uva y del vino, estableciendo estrategias de control para lograr un cultivo más sostenible; y analizar el comportamiento agronómico de la variedad Mencía bajo las condiciones de cultivo en una misma zona a distintas altitudes. El posterior análisis e interpretación de los datos recogidos por parte de los científicos del CSIC permite a esta bodega  adecuar el cultivo a cada variedad y viñedo concreto.  

El proyecto plantea, además, poner en marcha una plataforma web que permita, en tiempo real, establecer estrategias preventivas  de control de enfermedades fúngicas. En esta línea, la bodega, en colaboración con el mismo equipo científico del CSIC y cofinanciado por la Fundación Juana de Vega, coopera en un estudio sobre los niveles de agresividad de las diferentes razas de hongos presentes en esta zona, que provocan las enfermedades más perjudiciales en el viñedo (Mildiu, Oidio y Botrytis). 

“El objetivo que perseguimos es que la intervención en el viñedo sea la menor posible; nuestra filosofía es respetar al máximo los procesos naturales y nuestro entorno, a partir del cual elaboramos vinos fieles a la tierra en la que cultivamos la uva” destaca Evaristo Rodríguez, consejero delegado. 

Fruto de ese compromiso con el entorno es Abadía da Cova ecológico, un vino que solo sale al mercado cuando la uva cumple los estrictos requisitos que la bodega establece para su elaboración respecto a la alta calidad y al óptimo estado de madurez, después de haber sido cuidadosamente seleccionada de viñedos regidos por las prácticas que marca la agricultura ecológica. Unos parámetros que la añada de 2015 ha cumplido, por lo que próximamente se iniciará su comercialización.  

La bodega elabora también Abadía da Cova de autor y Abadía da Cova barrica, con 90% Mencía; y Abadía da Cova Albariño y Godello. Su apuesta por unir tradición e innovación en la producción de los vinos se traduce en el reconocimiento obtenido en prestigiosos concursos nacionales e internacionales con más de 190 premios. 

Abadía da Cova apadrina la variedad Mencía en la exposición “La vid, el vino y el CSIC. Dos siglos de investigación”, que se puede visitar hasta el 31 de diciembre en el Real Jardín Botánico de Madrid (CSIC) y que recoge, entre otros, estudios sobre la arqueología del paisaje del viñedo, o del viñedo como recurso paisajístico, aspectos éstos en los que Abadía da Cova atesora un gan potencial. En la exposición se describen los estudios realizados por científicos del CSIC en Galicia, sobre la influencia en los terrenos agrarios de obras humanas de gran escala territorial realizadas a lo largo del tiempo, como el aterrazamiento. Esta “arquitecturización” del medio ha dado lugar a un paisaje rural que constituye un patrimonio cultural y estético de gran valor, como el enclave en el que se ubican los viñedos de Abadía da Cova.  

 



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: